RCh detecta tres casos sospechosos de gripe porcina

Aeropuerto de Praga, foto: CTK

La República Checa ha registrado los primeros tres casos sospechosos de gripe porcina. Además, las agencias de viajes locales han decidido cancelar sus vuelos a México y el país ya comenzó a adoptar medidas para prevenir el contagio de esta epidemia.

Aeropuerto de Praga, foto: CTK
Tras confirmarse en España el primer contagio de gripe porcina fuera de América, el número de casos sospechosos aumenta por toda Europa. En los hospitales Motol y Bulovka, de Praga, se encuentran ingresados tres ciudadanos checos sospechosos de haber contraído en México el virus H1N1 que causa la enfermedad.

Según el director de los Servicios de Higiene checos Michael Vít, la probabilidad de que se confirme el diagnóstico es muy baja.

“Estudiamos los síntomas clínicos en los pacientes sospechosos. Por el momento, nada parece indicar que se trate de casos de gripe porcina. Los resultados de las pruebas virológicas se conocerán a más tardar el miércoles por la mañana”, sostuvo Vít.

Mientras tanto, el país ya empezó a adoptar medidas preventivas. En el Aeropuerto de Praga fueron instaladas placas informativas que describen los síntomas de la enfermedad. Los viajeros que sospechen estar contagiados con el virus pueden asistir a un consultorio médico directamente en el aeropuerto, afirma Michael Vít.

“Los viajeros con síntomas respiratorios se someterán a un examen médico en un centro privado que funciona en el Aeropuerto de Praga. Los casos sospechosos de gripe porcina serán transportados directamente al hospital Motol. También el laboratorio virológico del Instituto Nacional de Salud está en alerta”, señaló Vít.

El Ministerio de Relaciones Exteriores recomienda a los ciudadanos checos no viajar a México y las mayores agencias de viajes cancelaron temporalmente todos sus vuelos a la localidad.

Las autoridades checas aseguran que no hay motivo de pánico. Sostienen que el país está bien preparado para afrontar la epidemia. La saliente ministra de Salud checa, Daniela Filipiová, ha convocado para este jueves una reunión extraordinaria de los ministros de Sanidad comunitarios con la finalidad de coordinar los pasos para prevenir una pandemia de la gripe porcina.