Presidente Havel apoya la reforma del Ejército checo

El Presidente checo, Václav Havel

El Presidente checo, Václav Havel, respalda la reforma del Ejército checo, presentada por el Gobierno. Sin duda, el cambio más importante es la profesionalización del Ejército checo.

El Presidente checo, Václav Havel
El presidente Havel se reunió con el apoderado gubernamental, Jaroslav Skopek, y conjuntamente analizaron los problemas y desafíos del Ejército checo, así como todo lo que derivará de la reforma que debería culminar en 2006. Havel se interesó sobre los cambios en la estructura del Ejército, así como sobre las consecuencias económicas y sociales de la misma.

La reforma no es tarea para un sólo ministerio o gobierno. Todo lo contrario, en ella debería participar todo el oficialismo checo, destacó Havel subrayando la importancia de la profesionalización del Ejército. El presidente Havel se comprometió a contribuir en el exitoso transcurso de la reforma, sobre todo, en lo referente al amplio consenso político.

Por su parte, el presidente de la Cámara Baja, Václav Klaus, quien se reunió este martes con motivo de la reforma con el ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, sostuvo que las elecciones parlamentarias de 2002 no deben influir sobre el transcurso de la reforma.

La reforma se basa en recomendaciones de la OTAN, que sugiere la compra de un avión táctico de gran capacidad en lugar de los polémicos aviones caza que deseaba adquirir la Fuerza Aérea. El proyecto incluye también la compra de nuevos sistemas de comunicación y de mando, y se esperan cambios en la financiación del Ejército checo.