Premio Nacional Mexicano de Literarura visita Praga

r_2100x1400_radio_praha.png

Pocos eventos en la República Checa pueden reunir bajo el mismo techo a dos destacados escritores latinoamericanos, y la última versión de la Feria Internacional del Libro en Praga hizo posible que el premio nacional mexicano de literatura Sergio Pitol y el colombiano Santiago Gamboa hablan sobre sus nuevos proyectos e impresiones de la capital checa.

Pitol ha estado en varias oportunidades en Praga. Primero como viajero, y después como embajador de Mexico, época donde incursionó en la novela con "El desfile del amor". No oculta la inspiración que le dio la ciudad para escribir, y reconoce que Praga tiene ese elemento que a casi todos los escritores que la visitan les hiere la sensibilidad: el misterio.

Cita a Apollinaire como uno de los primeros que hizo elogios a los misterios de Praga y a Breton que la calificó como la capital surealista del mundo. Sergio Pitol expresa que la capital checa tiene elementos extraordinarios que visibleo invisiblemente forman una corona de misterio desde el tiempo de los alquimistas, el Golem, hasta Kafka con su laberinto e incertidumbre. En ese esentido ninguna persona sensible queda al margen, manifiesta, recalcando.

"Siempre ha sido una lección para ver, para que el ojo se perfeccione, por la magnitud estética de la ciudad".

Sergio Pitol nació el 18 de marzo de 1933 en la ciudad de Puebla. En la Ciudad de México cursó estudios de Derecho, y algunos otros cursos en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Como alumno de Manuel Pedroso en la clase de Teoría del Estado y bajo la guía de este célebre maestro, se vuelve un estudioso de los clásicos y aprende a intuir que hay hilos que comunican todos los géneros literarios y todos los tiempos. Entre otros premios, en 1999 recibió el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo.

A los 35 años, hijo de dos profesores universitarios y con tres novelas publicadas hasta el momento, el escritor colombiano Santiago Gamboa sigue su vida en Roma, escribiendo novelas que muestra en sus borradores iniciales al grupo pequeño de escritores con el cual comparte aficiones tan sagradas como la buena mesa, la novela negra, los viajes interminables en tren, las caminatas por estrechas calles de ciudades antiguas, y sobre todo, la amistad y la lealtad.

Gamboa visita por primera vez Praga, a donde llegó para hacer un avance de la presentación de su novela "Perder es cuestión de Método" que publicó en 1997, y que en la primavera del 2003 estará a la venta en checo, después de haber sido ya traducida a siete idiomas.

"Perder es cuestión de Método, es una novela que transcurre en la Bogotá de los años 90. Es una novela escrita con la arquitectura de la novela policial. Sin embargo el personaje no es un detective, sino un periodista que investiga quién es un cadaver sin nombre que aparece en las afueras de Bogotá. Y en esa investigación, en esa búsqueda de esa identidad, él lentamente se va destruyendo a si mismo".

Santiago Gamboa se licenció en Filología Hispánica y cursó doctorado sobre literatura cubana. Trabajó como periodista en el Servicio América Latina de Radio Francia Internacional, en París, hasta 1997, y desde 1993 fue corresponsal del periódico El Tiempo de Bogotá.

Autor: Carlos Gajardo
audio