Praga promete ratificar el Tratado de Lisboa este año

Václav Klaus en la exposición de Josef Čapek, foto: ČTK

Praga promete ratificar el Tratado de Lisboa este año, cuadros del pintor Josef Čapek se exponen en el Castillo de Praga, temperaturas veraniegas acompañan el otoño en la República Checa. Estos son algunos de los temas abordados por la prensa checa este jueves.

Jan Fischer, foto: ČTK
El primer ministro checo, Jan Fischer, prometió a Bruselas que su país ratificará el Tratado de Lisboa antes de finales del presente año, escribe Hospodářské Noviny.

En una videoconferencia mantenida este miércoles con altos cargos de la Unión Europea, el jefe del Gobierno checo dijo que se empeñará por convencer al presidente de la República, Václav Klaus, a que deje de aplazar la ratificación del documento.

El matutino recuerda que la República Checa y Polonia son los dos únicos países comunitarios que no han ratificado todavía el Tratado de Lisboa que persigue reformar a la Unión Europea.

Según Lidové Noviny, durante el último año ha disminuido en el país notablemente la demanda de joyas de oro y piedras preciosas. Los especialistas afirman que la causa de ello es el temor de los ciudadanos a los impactos de la crisis financiera.

El monto de la venta de las joyas ha disminuido en la República Checa en los pasados meses en un 50 por ciento, aproximadamente.

Por otro lado el mercado registra un elevado interés por el oro de inversión que representa un valor refugio en tiempos de crisis, afirma Lidové Noviny.

En el Castillo de Praga ha sido inaugurada este miércoles una extensa exposición retrospectiva de la obra del destacado pintor checo, Josef Čapek, informa Mladá Fronta Dnes.

Václav Klaus en la exposición de Josef Čapek, foto: ČTK
La muestra, inaugurada por el presidente, Václav Klaus, abarca centenares de pinturas. Además de cuadros conocidos, el visitante podrá apreciar un sinnúmero de obras que hasta el presente nunca habían sido expuestas en público.

Una colección de la obra de Čapek fue expuesta en público por última vez hace 30 años. La exposición actual se prolongará en Praga hasta el 17 de enero de 2010. Es concebida como un homenaje a Josef Čapek, quien falleció en el campo de concentración nazi de Bergen-Belsen, en abril de 1945, señala Mladá Fronta Dnes.

Según Právo, este otoño las temperaturas en la República Checa se aproximan a las de la temporada veraniega. Normalmente las temperaturas en octubre suelen oscilar en estas latitudes entre los 6 y los 12 grados centígrados.

Este miércoles sin embargo, en la ciudad de Brno el termómetro marcó los 26,5 grados de calor, en Pilsen 25,7 grados y en Praga 25,1 grado.

Los meteorólogos afirman que el tiempo veraniego de este año ya se acaba y que este viernes se puede esperar una brusca caída de temperaturas, pudiendo situarse éstas entre los 10 y los 12 grados, sostiene Právo.