Piloto de fórmula pierde título por fumar marihuana

Tomás Enge, Foto: CTK

Tomás Enge, ganó la serie de la fórmula 3000, no obstante, este martes el Consejo Mundial del Deporte Automovilístico le quitó el título. El motivo fue un hallazgo positivo de doping en las muestras tomadas al piloto checo.

Tomás Enge, Foto: CTK
Tomás Enge ganó en agosto la vuelta de Budapest proclamándose campeón de toda la serie de la fórmula 3000. Terminada la competición, el control antidoping descubrió marihuana en la orina del piloto, su victoria fue anulada, perdió los 10 puntos ganados, y en el rango final terminó en el tercer lugar.

La F3000 es un trampolín para entrar en la Fórmula 1. Enge ya tiene experiencia con la Primera Liga de los vehículos más rápidos del mundo, cuando representó el año pasado en tres carreras a la escudería Prost. Ahora, el piloto checo, probablemente, perdió la posibilidad de volver la próxima temporada al campeonato de la F1.

El Comité Disciplinario pudo dejar al piloto hasta dos años sin competir, no obstante, al final el veredicto ha sido una pena condicional de un año.

Enge rechaza haber fumado o consumido marihuana en cualquier forma alegando que a partir de ahora deberá tener mucho cuidado con lo que come y bebe.

"Respeto plenamente la decisión del Consejo Mundial del Deporte Automovilístico. Yo, personalmente, creo que no fue fácil decidir el caso. Tampoco para mí es fácil este asunto, pero respeto el veredicto en toda su extensión. Lo importante es que no me han quitado la licencia y que puedo seguir compitiendo."

Antonín Charouz, representante del piloto checo, sostuvo que la marihuana puede entrar en el organismo humano sin que uno pueda impedirlo. Los especialistas coinciden en que las sustancias que contiene esa droga no pueden ayudar a un competidor a alcanzar un mayor rendimiento deportivo, más bien todo lo contrario. Pueden afectar el instinto de autocontrol al consumidor de la droga, y además bajan la capacidad de concentración, atributo básico para un piloto de carreras.