Pianista español incursiona en tierras checas