Paul McCartney trae a Praga un videosistema de 40 toneladas

Paul McCartney (Foto: CTK)

Un vegetariano jurado, defensor de la legalización de la marihuana; generoso mecenas de varios proyectos caritativos, pero con fama de ser tacaño; ésas son algunas de las facetas de uno de los más populares músicos de la historia, Paul McCartney. El legendario ex Beatle se presentará este domingo por primera vez en Praga.

Paul McCartney (Foto: CTK)
En los años 60 del siglo XX los Beatles enloquecieron al mundo. "Si Mozart viviera en la sexta década, hubiera tocado el sintetizador con nosotros", dijo con énfasis en aquél entonces Paul McCartney. Los "Escarabajos" causaron en su época verdadera revolución en el escenario musical, influenciando a muchos grupos. Así sucedió también en la entonces Checoslovaquia, recuerda el crítico musical, Jirí Cerný.

"Hasta aquél entonces el cantante solista fue el más importante de todo el grupo. Pero gracias a la influencia de los Beatles, aquí surgieron agrupaciones como Olympic y Mefisto, que cantaron a dos o tres voces y componían sus propias canciones", indicó Cerný, agregando que en los años sesenta fue difícil conseguir un disco de los Beatles en Checoslovaquia.

"De hecho, hasta los años 80 no se vendían aquí los discos de los Beatles. La gente los traía del extranjero y los copiaba ilegalmente", dijo el crítico musical.

Hace más de tres décadas que los Beatles se disolvieron, pero hasta la fecha, uno de los líderes de ese grupo de Liverpool, Paul McCartney, no perdió nada de su fama. Durante su carrera como solista, el bajista y compositor logró llenar tanto el estadio Maracaná en Rio de Janeiro como la Plaza Roja de Moscú. En 2001, se convirtió en el primer cantante pop que ganó más de mil millones de dólares. Según calculan los organizadores, unos 60 mil espectadores acudirán al concierto de Praga.

Sir Paul McCartney, de 62 años, autor de lo inmortales éxitos como Yesterday, Hey Jude, Let It Be y Get Back, abrió este año su gira en Gijón, España, y desde Praga se trasladará a Francia, Suecia y Rusia, entre otros. El espectáculo ofrece, además de buena música, proyecciones con el mayor videosistema en la historia de los conciertos de rock, que pesa unas 40 toneladas.