Partido Comunista obtuvo ganancias por contrabando de armas

r_2100x1400_radio_praha.png

El Partido Comunista de Bohemia y Moravia obtuvo ganancias millonarias por contrabando de armas. Sus líderes participaron en exportaciones ilegales de armas a varios países comunistas, aprovechando para ello sus contactos de la era totalitaria.

El Partido Comunista participó en exportaciones ilegales de camiones militares Tatra a Corea de Norte y en planes figuraba la exportación de locomotoras a Vietnam.

El comercio militar con Corea del Norte resulta siempre problemático, puesto que se trata de un país comunista considerado por Occidente como aliado de organizaciones terroristas. Además, durante el transporte de los pertrechos por los países de la antigua Unión Soviética, parte de los camiones fue acomodada para portar lanza-cohetes.

Todas las dudosas transacciones transcurrían por medio de la empresa KAMO. Funcionarios del Partido Comunista desempeñaban cargos en la empresa, contribuyendo al desarrollo de actividades comerciales ilegales. A su vez, la empresa KAMO ofrecía al partido sumas financieras y en 1993 concedió al Partido Comunista un préstamo de dos millones de coronas, equivalentes a unos 65 mil euros, para el inicio de la edición del periódico Haló Noviny.

El propietario de la empresa KAMO, el ruso Alexandr Kalyandra fue investigado por la Policía y condenado a un año y medio de prisión, porque no se pudo comprobar de que sabía que el país de destino de los camiones militares Tatra era el régimen dictatorial norcoreano.

La dirección del Partido Comunista de Bohemia y Moravia se negó a comentar el caso por supuesta carencia de informaciones. Sin embargo, el vicepresidente de los comunistas, Miloslav Ransdorf, afirmó que las deliberaciones sobre la exportación de diez locomotoras a Vietnam continúan por medio de su propia empresa BM Export. Ransdorf agregó que confía en la realización de la transacción.