Otro triunfo checo en la Copa Federación

Lucie Šafářová, Klára Koukalová, Lucie Hradecká, Petr Pála, Petra Kvitová y Andrea Hlaváčková (de izquierda). Foto: ČTK.

El equipo checo de tenis batió a Alemania por 3-1 en la final de la Copa Federación disputada el fin de semana en Praga. El cuadro liderado por el capitán Petr Pála ha alzado el trofeo por tercera vez en los últimos cuatro años.

Lucie Šafářová, Klára Koukalová, Lucie Hradecká, Petr Pála, Petra Kvitová y Andrea Hlaváčková (de izquierda). Foto: ČTK.
Petra Kvitová, con dos puntos, y Lucie Šafářová, con uno, conquistaron la Copa Federación para la República Checa en la final frente a Alemania.

Las checas se adelantaron en el marcador por 2-0 tras la primera jornada, cuando Kvitová derrotó a Andrea Petkovic por 6-2 y 6-4 y la raqueta checa número dos, Šafářová, sorprendió a la número uno alemana, Angelique Kerber, por 6-4 y 6-4.

Si bien el sábado las checas ganaron más o menos cómodamente, el domingo se armó en el Arena O2 de Praga una épica batalla llena de vuelcos inesperados entre las tenistas número uno de ambos equipos.

Una batalla muy emotiva entre las número uno

Petra Kvitová batió cómodamente a Andrea Petkovic en el primer individual. Foto: ČTK.
Kvitová logró remontar el 2-5 y salvó seis bolas de set de Kerber para acabar ganando el primer set en el desempate. Mientras que en la segunda manga se puso por delante por 3-0 para perderla al final por 4-6.

En el set decisivo, la checa parecía demasiado cansada, estaba perdiendo por 1-4, pero se recuperó milagrosamente para remontar y triunfar con el parcial de 6-4 y cantar victoria tras unas tres horas de juego. La ganadora reconoció que batió a la rival más bien por tener más voluntad que por jugar mejor.

“Fue una lucha muy dura hasta el final del choque. Peleamos por cada pelota, las dos jugamos a tope. No sé qué decidió, a lo mejor he encontrado algo adentro, ciertas emociones y euforia, que me dieron tanto los hinchas como todo el equipo. Eso fue, al final del partido no decidían las habilidades tenísticas, sino la voluntad”, indicó.

Lucie Šafářová contribuyó con un punto al derrotar a Angelique Kerber. Foto: ČTK.
Kvitová, ganadora de Wimbledon y participante del Masters femenino de este año, ha tenido muy buena temporada. Pero en la final de la Copa Federación, su última contienda de 2014, el cansancio le pasó factura.

“Todo el partido jugamos a tope, tanto desde el punto de vista de emociones como de energía. Durante el partido me sentía a veces muy agotada. Pero por otro lado me daba cuenta de que se trataba de mi último partido de esta temporada, que no había nada por lo que ahorrar fuerzas y que tenía que darlo todo en la pista. Por lo visto algo me quedó adentro, así que bien”, expresó.

Kerber, la triste figura de la final

Hlaváčková (a la izquierda) y Hradecká pasaron bien el dobles a pesar de caer. Foto: ČTK.
Si bien Kvitová se convirtió en la elogiada heroína de la contienda al conquistar dos puntos para las checas, Angelique Kerber fue la tenista de la triste figura de la final. El sábado, la nerviosa número uno alemana cayó ante Lucie Šafářová dos veces por 4-6 a pesar de adelantarse por 4-2 en ambos sets, mientras que al día siguiente desaprovechó las ventajas de 5-2 y 4-1 en la primera y tercera manga, respectivamente.

Las alemanas luego pudieron solo maquillar el resultado en el dobles, cuando el dúo Görkes-Lisicki derrotara a la pareja local Hlaváčková-Hradecká por 6-4 y 6-3.

Pála, capitán que navega por la ola victoriosa

El equipo checo sigue con la racha victoriosa en la Copa Federación bajo la dirección de Petr Pála, que se encargó del cuadro en 2007. Desde entonces las checas ganaron tres copas y tres veces llegaron a las semifinales.

El capitán Petr Pála suma tres Copas Federación. Foto: ČTK.
Todo indica que su equipo aún no ha dicho la última palabra: Kvitová tiene apenas 24 años y Šafářová cumplió 27. Además, ambas jugadoras pueden ser reemplazadas en caso necesario por otras tenistas de alta calidad como Plíšková, Koukalová y Záhlavová-Strýcová.

Así sucedió este año en la primera ronda del torneo disputada en España, donde las checas se impusieron por 2-3 sin Kvitová y con una Šafářová recién recuperada de una enfermedad, que pudo jugar solo un partido.

El capitán Petr Pála se frota las manos al saber que de hecho podría alinear hoy día hasta dos equipos competitivos a nivel mundial en la Copa Federación.

“Simplemente así es. Somos una nación tenística y tenemos jugadoras excelentes. Me alegro de tener una selección tan amplia, así que todo resulta más fácil”, resaltó.

Checoslovaquia y Chequia suman ocho trofeos, más tiene solo EE.UU.

Desde el punto de vista histórico, Checoslovaquia y República Checa han triunfado ocho veces en la Copa Federación. Gracias al reciente triunfo, el cuadro nacional quedó en solitario en segundo lugar de la clasificación al adelantarse a Australia, que suma siete victorias, aunque aún sigue mirando desde muy lejos los 17 trofeos conquistados por EE.UU.

El octavo trofeo para la República Checa, sucesora de Checoslovaquia. Foto: ČTK.
En todo caso, la jugadora número cuatro mundial, Petra Kvitová, aseguró que va a representar este país siempre que pueda, aunque la temporada así sea más larga y agotadora para ella.

“Creo que vale la pena. En el tenis femenino este es el único torneo por países. Con todas las compañeras de equipo nos gusta representar nuestro país. Formamos una compañía perfecta y podemos ser felices de hacerlo bien y lograr tan buenos resultados”, subrayó.

El equipo checo comenzará el camino por la revalidación de la Copa Federación el próximo 7 y 8 de febrero en Canadá.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio