Nuevos ministros asumieron sus cargos

Alexander Vondra y Vaclav Klaus (Foto: CTK)

Los ministros del nuevo Gobierno checo, formado por representantes del conservador Partido Cívico Democrático y por expertos sin afiliación política, asumieron este martes sus cargos. A pesar de lo incierto del futuro del gabinete, los ministros aseguran reformas en sus carteras.

Alexander Vondra y Vaclav Klaus (Foto: CTK)
El nuevo Gobierno checo tiene treinta días para pedir el voto de confianza a la Cámara de Diputados. Mientras que el primer ministro, Mirek Topolánek, confía en el apoyo del Parlamento, su rival político, el líder socialdemócrata, Jirí Paroubek, reiteró que la Socialdemocracia no apoyará al gabinete de Topolánek. La misma postura mantienen los comunistas, por lo que se prevé un nuevo empate y el futuro del nuevo Ejecutivo es incierto.

Mirek Topolánek aseguró, que una de las primeras tareas de su gabinete consiste en elaborar un programa gubernamental.

"A finales de esta semana los ministros presentarán un breve análisis de sus respectivas carteras para incluir sus propuestas en el documento. El proyecto de la declaración gubernamental lo debatiremos el 13 de septiembre en una sesión del Gobierno y luego tengo previsto discutir el proyecto con nuestros socios políticos en la Cámara Baja", dijo Topolánek.

Mirek Topolanek y Myroslava Kopicova  (Foto: CTK)
El jefe del Gobierno considera como socios políticos al democristiano Partido Popular y a los Verdes. Éstos adelantaron, no obstante, que su apoyo al Gobierno de Topolánek dependerá del contenido del programa gubernamental del nuevo Ejecutivo.

Mientras tanto, los nuevos ministros asumieron sus cargos asegurando reformas en sus carteras. El ministro de RR.EE., Alexander Vondra, destacó que la política exterior de la República Checa se orientará a las relaciones de buena vecindad, a una estrecha cooperación en el marco de la Unión Europea y al desarrollo de los contactos con EE.UU, como potencia aliada. Vondra planea también mejorar la promoción de la República Checa en el exterior.

La ministra de Educación, Miroslava Kopicová, quiere alcanzar una mayor cooperación entre las escuelas superiores, la Academia de Ciencias y el sector privado, mientras que el ministro de Justicia, Jirí Pospísil, planea elaborar un nuevo código penal para sustituir el actual, que data de los años cincuenta, e introducir penas más severas para los autores de crímenes brutales.