Nuevo código laboral pretende introducir grandes reformas en el sector

r_2100x1400_radio_praha.png

El Gobierno de centro derecha prepara para el próximo año un nuevo Código Laboral que introduciría grandes cambios en el sector del trabajo y en el sistema social.

Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas
El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas, recalcó la necesidad de una reforma que persigue limitar al mínimo el abuso de los subsidios sociales y poner en movimiento el mercado de trabajo.

El nuevo Código Laboral que está previsto para el próximo año permitiría a la patronal, por ejemplo, despedir con mayor facilidad a un trabajador que no rinde según los parámetros. A la vez acortará el plazo obligatorio de renuncia cuando un trabajador quiera cambiar de empleo. Será posible asimismo prolongar el período de prueba de los nuevos empleados que actualmente es de tres meses, dijo el ministro Nečas.

“Perseguimos frenar el despilfarro de las finanzas públicas y apoyar la iniciativa laboral de los ciudadanos. Estamos decididos a favorecer a las personas activas y trabajadoras. Simultáneamente seguiremos ayudando a las familias con hijos y a personas discapacitadas, por ejemplo, asegurándoles mayores descuentos en los impuestos”, dijo Petr Nečas.

Los cambios en el sistema de subsidios sociales son igualmente indispensables, acotó Nečas. Su Ministerio está decidido a aplicar duras sanciones contra trabajadores ilegales, así como contra aquellas personas que eluden el trabajo.

En caso de que un desempleado rechace asistir a cursos de recalificación o se niegue a cumplir labores públicas, podrá ser desprovisto de cualquier subsidio social. Lo único que recibirá serán unos bonos para la adquisición de productos necesarios para sobrevivir. Con el fin de motivar a las personas a la búsqueda de trabajo, después de los primeros dos meses de estar un desempleado en casa, se irá reduciendo significativamente cada siguiente mes el subsidio de desempleo. El ministro Nečas cuenta también con disminuir el período de pago del subsidio de desempleo de los actuales seis meses a cinco.

Petr Nečas destacó que la reforma debió haber sido introducida mucho antes en vista del desfavorable desarrollo de las finanzas públicas en la República Checa y acusó al anterior Gobierno socialdemócrata de populismo por no haber querido imponer cambios radicales en el sector laboral y en el sistema social.