Mňága a Žďorp: Música bailable en un mundo oscuro

Mňága & Žďorp, photo: Roman Černý

Excrementos y trastos. Eso significa en el dialecto silesiano el nombre del grupo Mňága a Žďorp que destaca por su música bailable y letras muy melancólicas.

El grupo surgió en 1987 al reanudar con las actividades de las bandas Apéndice y La muerte de un suicida. El nombre de este segundo probablemente reflejaba el estado de ánimo del líder de la banda Petr Fiala, que ese año fue internado en una clínica psiquiátrica. Precisamente allí surgieron varias canciones que posteriormente pasaron a ser grandes éxitos de esta banda.

Foto: Fay2, Wikimedia Commons, Free Domain

“El mundo es sólo un hotel de citas y mi habitación está fría y vacía”, canta Petr Fiala en uno de los mayores éxitos de Mňága a Žďorp. Ese verso es típico para este grupo, cuyas letras tienden a la nostalgia y el pesimismo, a pesar de ser acompañadas por una música bailable.

Una esperanza pesimista

Música en la que predomina una guitarra resonante, apoyada por melodías pegadizas del saxo y un canto monótono de Petr Fiala, ése es el estilo inconfundible de la banda con el que conquistó el escenario musical checo. Su música no es complicada, todo lo contrario.

“El mundo es sólo un hotel de citas y mi habitación está fría y vacía”...

El pesimismo de las letras es un rasgo típico de la banda Mňága a Žďorp. Como hemos dicho el nombre de la banda quiere decir “excrementos y trastos”. Pero según dice Petr Fiala, en sus piezas siempre deja abierta también una ventanilla de esperanza. “En las canciones está presente también el humor”, subraya.

El grupo vivió su época de auge en los años noventa del siglo pasado, cuando ganó varios premios musicales y realizó giras por Gran Bretaña, Alemania y EE.UU., entre otros.

Aunque la banda ya no goza de tanta popularidad, sigue siendo una de las estrellas fijas del escenario musical del país que no se dejó influenciar por las nuevas tendencias musicales y que sigue tocando una música sencilla y bailable.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio