Ministro Nečas confía en la efectividad de la reforma gubernamental

r_2100x1400_radio_praha.png

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas, está convencido de que la reforma de finanzas públicas tiene efectos positivos sobre el sistema social del país. La oposición insiste en que el proyecto perjudica a los grupos más vulnerables de la sociedad.

 Petr Nečas, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales
Gracias a la reforma, introducida a principios del año por el Gabinete de Mirek Topolánek, los gastos sociales en los primeros cinco meses de este año disminuyeron en unos 430 millones de euros con respecto al mismo período del año pasado. Así se desprende de los datos publicados este jueves por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Según el ministro Petr Nečas, los resultados son una clara muestra de la efectividad de los cambios introducidos.

“Según los datos estadísticos que tenemos a nuestra disposición, los resultados de la reforma de finanzas públicas pueden resumirse en los siguientes puntos. Primero: el sistema cumplió su objetivo ya que logró frenar los gastos públicos y estabilizar las finanzas. Segundo: las reformas no tienen impactos negativos sobre los grupos sociales más sensibles a los cambios, es decir, las familias con niños pequeños y los jubilados”, destacó Nečas.

Según los datos ofrecidos por el Ministerio, los subsidios sociales otorgados por el Estado se han reducido en un ocho por ciento este año y las subvenciones destinadas a las familias con niños, hasta en un 40 por ciento. Los subsidios de enfermedad han disminuido en un diez por ciento y los de maternidad, en un siete por ciento.

Sin embargo, la oposición sigue criticando el proyecto de las reformas y prepara una serie de cambios en la esfera social que aliviaría la situación de las personas de bajos recursos. Desean, por ejemplo, otorgar una compensación financiera de unos 130 euros, aproximadamente, a los jubilados por el aumento de precio de los alimentos básicos y elevar el sueldo mínimo de los actuales 350 a los 400 euros mensuales.

El ministro Nečas considera las propuestas de la Socialdemocracia como “un huracán de gastos que haría colapsar las finanzas públicas del país”.