Los trabajadores checos, más satisfechos que en Alemania, EE.UU. o Francia

Иллюстративное фото: Томаш Адамец, Чешское радио

Los empleados checos son los décimos más satisfechos de entre los 57 países del mundo que ha investigado la agencia sueca Universum. La reducción del desempleo a niveles alrededor del 5% ha llevado a las empresas a conceder mayores ventajas.

Foto ilustrativa: stockimages / FreeDigitalPhotos
Los trabajadores checos no se pueden comparar en nivel adquisitivo a los de Europa Occidental. Sin embargo en promedio se hayan más contentos con su trabajo. De acuerdo con el resultado de un sondeo de la agencia Universum entre empleados de 57 países de todo el mundo, los checos son los décimos más satisfechos, por delante de otros países desarrollados como Alemania, Canadá, Australia, Estados Unidos o Francia.

El buen resultado coincide con unos niveles de desempleo excepcionalmente bajos en la República Checa, cercanos al 5%, que han llevado este año a un mayor incremento salarial y a un cambio de actitud de las empresas, que ahora son más propensas a otorgar beneficios a su plantilla, afirma Kateřina Beránková, de la Oficina de Empleo checa.

“Los empleadores están desarrollando un esfuerzo por motivar a los potenciales nuevos empleados, de modo que les ofrecen incentivos, pagas extras y cosas parecidas”.

Foto ilustrativa: Tomáš Adamec, ČRo
Un ejemplo característico de esta combinación de buen momento para los empleados y permanencia de sueldos relativamente bajos nos los da Alžbeta, una joven redactora de la radio pública checa.

“Estoy en general satisfecha, porque entré a trabajar nada más terminar la universidad. No esperaba encontrar un trabajo que para mis necesidades estuviera tan bien pagado, incluyendo los incentivos. Pero entiendo que muchos empleados que trabajan aquí desde hace muchos años no están tan satisfechos. El crecimiento financiero no es tanto y si tienen una hipoteca puede ser problemático”.

Actualmente el 35% de las empresas ofrece incentivos por valor de 40 euros o menos, y un 52% está dispuesta a otorgar recompensas de entre 40 y 400 euros. Los incentivos más demandados son cursos de idiomas, una paga número 13, una semana más de vacaciones, jornadas flexibles y la posibilidad de realizar parte del trabajo desde casa.

Precisamente la posibilidad de conciliar la vida laboral y la personal es, según la agencia Universum, la clave que explica el éxito de los países que han triunfado en la clasificación. En primer lugar se sitúa Dinamarca, con una jornada de 37 horas semanales y donde una quinta parte de los empleados trabaja a media jornada. A continuación se situó Noruega, seguida de Costa Rica y Suecia, que disfrutan de situaciones similares.

Justamente uno de los rasgos que Alžbeta más valora de su trabajo es la flexibilidad.

Foto ilustrativa: Comisión Europea
“Creo que aquí en la radio el trabajo es muy flexible. De hecho hacemos todo en relación con reportajes y reuniones que tenemos. Un día puedes irte antes, otro quedarte más tarde. Es algo que me viene muy bien, no me puedo imaginar trabajar en una fábrica donde tuviera que trabajar desde las 6 o antes”.

De hecho, de acuerdo con una reciente encuesta, casi tres cuartas partes de los empleados checos están contentos con su trabajo, pero les gustaría tener condiciones de trabajo más flexibles. En la República Checa un 5,8% de las mujeres trabaja a media jornada, mientras que la media europea es del 32%. En el caso de los hombres, optan por una jornada reducida el 1,3%, mientras que en el resto de los países comunitarios la media es del 8%.

El Gobierno checo ofrece actualmente subvenciones a las empresas que quieran contratar personas a jornada parcial, opción que fue aprovechada este año por unos 5.000 empleados, pero de momento no hay acuerdo en el Ejecutivo para estimular esta tendencia con otras medidas, por ejemplo descuentos fiscales.

Según afirman desde la agencia Universum, la satisfacción de los empleados es importante para mantener a los talentos en la empresa y para motivar a la fuerza de trabajo, que acaba produciendo mejores resultados y mayor innovación.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio