Los menores de edad no encuentran trabas para comprar alcohol por Internet

r_2100x1400_radio_praha.png

Adquirir alcohol por Internet no resulta ningún problema para los menores de edad en la República Checa. Pese a violar la ley, la mayoría de las tiendas electrónicas no verifican la edad de sus clientes. El Ministerio de Salud prepara una legislación para endurecer esta forma de venta.

Foto ilustrativa: Comisión Europea
Un clic para confirmar la mayoría de edad es el único paso necesario para obtener alcohol por Internet en la República Checa. En muchos casos, la edad de los clientes no resulta verificada por el personal en los puntos de entrega y el control resulta suspendido del todo al ser entregada la mercancía por correo o mensajeros. Aunque los comerciantes pueden pagar un suplemento para que los repartidores controlen la edad del destinatario, no se trata de una práctica habitual.

Según repetidos sondeos de la revista dTest, 30 de los 34 comerciantes inspeccionados violaron la ley que impone el control de edad de todos los clientes que compren tabaco y alcohol.

Según afirma el responsable de la asesoría legal de dicha revista, Lukáš Zelený, la verificación de la mayoría de edad resulta complicada debido a la existencia de dos leyes diferentes, que confunden a las autoridades a la hora de inculpar a los acusados.

Foto ilustrativa: Comisión Europea
“La Ley sobre Infracciones encausa a personas que sirvan alcohol a los menores de edad. La segunda ley impone precauciones sobre la lucha contra el alcoholismo, e inculpa a empresarios que carezcan de medidas suficientes para impedir la venta de alcohol a los menores. Una medida sería designar una institución que se hiciera cargo de esta problemática. Podría ser la Policía o la Inspección Comercial Checa y debería tener un manual que indicara según qué ley actuar. No es posible que las instituciones no sepan qué legislación emplear”.

Asimismo aparecen voces que sugieren prohibir la venta de alcohol por Internet del todo. Según advierte el Ministerio de Salud, esta medida no representa una solución eficaz, ya que no impide adquirir alcohol en tiendas electrónicas extranjeras. Por tanto, propone poner en vigor una regularización más estricta, según afirma la portavoz del Ministerio de Salud, Štěpánka Čechová.

“Nos inspiramos en una directiva europea que exige a los comerciantes que posean obligatoriamente un sistema electrónico para verificar la edad de los clientes”.

El Ministerio de Sanidad actualmente prepara una ley que regularizará la venta de alcohol y tabaco por Internet. Asimismo se cuenta con un incremento de sanciones por violar esta ley que podría subir de los actuales 2.000 hasta 30.000 euros. La legislación debería entrar en vigor en 2016.