Los checos recordaron 57 aniversario del fin de la guerra

Foto: CTK

En la República Checa se conmemoró ayer miércoles el 57 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa. El 8 de Mayo de 1945 la Alemania nazi firmara el acta de capitulación.

En los actos conmemorativos del fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa participaron los más altos representantes políticos y los veteranos de guerra que combatieron contra el nazismo. El primer mandatario checo, Václav Havel, y el presidente de la Cámara Baja, Václav Klaus, colocaron ofrendas florales ante la tumba del Soldado Desconocido en la colina capitalina de Vítkov.

Foto: CTK
El primer ministro checo, Milos Zeman, conmemoró el fin de la conflagración mundial en la ciudad polaca de Oswiecim donde inauguró en los recintos del antiguo campo de exterminio de Auschwitz la exposición checa y eslovaca sobre las víctimas de la barbarie nazi : en Auschwitz perecieron 44 mil ciudadanos checoslovacos, en su mayoría judíos.

En su alocución ante el barracón Nro.16 que alberga la exposición, Zeman advirtió que en Europa se levanta una nueva ola postfascista y mencionó en esta relación a Jörg Haider en Austria y a Jean- Marie Le Pen en Francia. El primer ministro checo destacó que si nos mantenemos impasibles ante el retorno de la peste parda, las futuras generaciones conocerán otros campos de concentración,dotados de tecnología más sofisticada. Con el jefe del gobierno checo asistió a la inauguración el senador Egon Lánský, uno de los supervivientes de Auschwitz que había sido deportado a ese campo de exterminio a la edad de diez años.

Václav Havel y Frantisek Fajtl, Foto: CTK
Los pilotos y otros veteranos de guerra que combatieron contra el nazismo recordaron ayer miércoles en Praga a los compañeros caídos y a todas las víctimas de la Segunda Guerra Mundial. Estuvieron presentes también los generales Alois Siska y Frantisek Perina que habían combatido como pilotos en la Real Fuerza Aérea Británica. El general Siska lamentó que al acto haya asistido poco público y que el destino de los caídos en la conflagración mundial ya no interese a la joven generación.

Tan sólo los jóvenes anarquistas convocaron ayer a una manifestación antifascista. Unos 150 anarquistas que se habían reunido en la Plaza de la Paz, en Praga, emprendieron después una marcha hasta el edificio de la Radiodifusión Checa, escenario de combates durante el levantamiento antinazi en los últimos días de la guerra, donde colocaron ofrendas florales y guardaron un minuto de silencio por los caídos en la Segunda Guerra Mundial.