Los checos están dejando de leer en eslovaco

Foto: Větrné Mlýny

Los checos leen cada vez menos literatura eslovaca, y mucho menos en el original eslovaco, a pesar de que la mayoría entiende esta lengua. La iniciativa editorial ‘Checos, lean’ (‘Česi, čítajte’) trata de recuperar en Chequia el gusto por su lengua hermana.

Foto: Větrné Mlýny
Los tiempos en los que en la radio y la televisión se alternaban el checo y el eslovaco y era posible comprar prensa eslovaca en las ciudades checas hace tiempo que han pasado. Las nuevas generaciones ya no entienden la lengua hermana del otro lado del Danubio y, a pesar de que el 61% de los checos entienden eslovaco sin problemas, no existe apenas interés por leer prensa o literatura en este idioma. Sin embargo la actitud eslovaca respecto al idioma checo es distinta, como describe el director de la editorial checa Větrné Mlýny, Petr Minařík.

“Sigo pensando que el conocimiento del eslovaco no es tan malo, pero que en definitiva los checos no quieren leer en este idioma. No les apetece. No es ninguna novedad. Después de la separación, en el 93, se dejó de vender prensa eslovaca en Chequia. Hubo algún intento, pero fracasó. Hoy en día ni siquiera en Brno, donde hay muchos estudiantes eslovacos, puede uno encontrar prensa eslovaca. En Bratislava es justo lo contrario, y no solo en cuanto a diarios. En las librerías la diferencia es más dramática: uno puede comprar normalmente las novedades checas”, subrayó.

Petr Minařík, foto: ČT24
De hecho los intentos de traducir la literatura contemporánea checa al eslovaco han terminado en fracaso. Los eslovacos prefieren leer los libros checos en el original. Una actitud totalmente distinta a la que predomina en el mercado checo, donde no solo es que no se vendan libros en eslovaco, sino que la misma literatura eslovaca como tal comienza a ser marginal.

De ahí que la editorial Větrné Mlýny haya puesto en marcha una colección que con el nombre de ‘Checos, lean’, trata de acercar a los más renombrados autores eslovacos contemporáneos a los lectores locales. Según se anuncia irónicamente, se trata de libros destinados a “checos discapacitados”, que han perdido la facultad de leer en eslovaco.

Esta línea lleva ya un año en funcionamiento y de momento ya se detectan preferencias hacia escritores concretos, como comenta Minařík.

Foto: Větrné mlýny
“Hay interés por ejemplo por la finalista del premio Anasoft Litera de este año, Lucia Piussi, que sin duda tiene que ver con el éxito de su banda Živé Květy. También hemos conseguido lanzar clásicos como Rudolf Svoboda, Pavel Velikovský, Dušan Dušek, o por ejemplo el libro de Monika Kompaníková ‘El Quinto Barco’ (‘Pátá Loď’) que ganó el Anasoft hace dos años. Hay interés, pero hablamos de centenares de ejemplares vendidos, no de miles”, explicó.

Este año la editorial arriesgará un poco más y tratará de vender en el original eslovaco el libro ganador del premio Anasoft Litera de este año, ‘Zapatos Oscuros’ (‘Kale Topanky’), de Víť Staviarský.

Por su parte los escritores checos que más triunfan en Eslovaquia no son los mismos que en su país natal. Allá se venden especialmente las obras del periodista Karel Hvížďala y del psiquiatra Karel Nešpor.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio