“Lo mejor de Costa Rica es su gente”

'Madera y Son', foto: Dominika Bernáthová

La primera 'Noche Tica' reunió este martes en Praga a decenas de costarricences que a través de muestras de su folclore y gastronomía acercaron a los checos el fenómeno de la 'pura vida' de Costa Rica.

'Madera y Son', foto: Dominika Bernáthová
Marimba, salsa, cumbia-swing, 'gallopinto', ron y, sobre todo, la positiva energía propia de los habitantes de Costa Rica fueron los protagonistas de la 'Noche Tica', un encuentro de los costarricenses arraigados en la República Checa y de los amigos de este país centroamericano. El organizador del evento, Alexander Trejo, radicado en Praga desde hace tres años, revela que con la realización de esta fiesta se cumplió uno de sus sueños.

“Llevo muchísimo tiempo tratando de organizar algo así. Es que somos muy pocos costarricenses en Praga, así que es difícil. Organizar algo así para mí es genial”.

Alexander Trejo en Radio Praga, foto: Kristýna Maková
De la parte cultural del programa se encargaron la agrupación de danza folclórica K-Leo y el grupo de música inédita y folclore tradicional costarricense, Madera y Son.

A partir de la invitación de una organización de folclore checa, la formación actualmente está realizando una gira de dos semanas por Chequia. Tras haber visitado las ciudades de Pilsen, Olomouc y Praga, el próximo concierto tendrá lugar en Valašské Meziříčí, en Moravia del Este.

Ron añejo, foto: Dominika Bernáthová
El vocalista del grupo, Raúl Echevarría, dio más detalles sobre el repertorio que han traído a Chequia.

“Somos un grupo artístico-cultural, que representa todo lo que es la música y baile popular de Costa Rica. Tenemos mucha influencia de otros países latinoamericanos. A la gente de Costa Rica le gusta mucho bailar la salsa, el bolero, la cumbia, etcétera. Hemos decidido traer a esta gira una muestra de todos estos bailes latinos, más nuestro folclore. Somos ocho músicos y tocamos percusión, batería, percusión latina, congas, bongo, guitarras, bajo, y también llevamos la marimba, que es una especie de xilófono. Es nuestro instrumento nacional, originalmente africano”.

La gente se emociona con la marimba

Según aproximó Alexander, la marimba se toca en muchos países de América Latina, pero en Costa Rica tiene un sentimiento cultural y patrimonial.

Foto: Dominika Bernáthová
“La gente se emociona mucho con la marimba porque generalmente viene de la región de Guanacaste, una de las provincias del país. Se considera que de allí vienen muchas tradiciones que nosotros practicamos; la música, la comida y los dichos”, afirmó Alexander Trejo. La comida típica de Costa Rica tampoco faltó en el evento. Los visitantes tuvieron la oportunidad de degustar el 'gallopinto', plato típico que debe su nombre a los ingredientes, cuya consistencia puede recordar precisamente a este animal.

“Básicamente es arroz y frijoles. Lo que lo hace más especial es el pimiento, la cebolla, el culantro y una salsa muy especial que está preparada a base de vegetales y que solamente se consigue en Costa Rica. Solo se puede producir en Costa Rica de la manera de la que lo hacemos nosotros”.

Lo mejor de Costa Rica es su gente

Alexander Trejo, foto: Dominika Bernáthová
Costa Rica es un destino turístico cada vez más popular entre los checos, lo que Alexander adjudica a su pasión por la naturaleza.

“Creo que al checo le gusta ir al bosque y a la montaña, y tal vez esta es una razón. En realidad, el atractivo del país es la naturaleza. En Costa Rica se practica ecoturismo, que consiste en construir senderos para que la gente se pueda ir a la jungla, adentrarse al bosque y ver a los animales. Se hace de tal manera para que no se afecte la naturaleza. La naturaleza y la forma de vida en el campo, afuera de la ciudad. Eso es realmente el tesoro del país”.

En su territorio de aproximadamente 50.000 km², Costa Rica reúne una de las biodiversidades más ricas del mundo, que atrae anualmente más de 1,5 millones de turistas. Raúl Echevarría destaca algunos de los atractivos que su país ofrece.

'La Noche Tica', foto: Dominika Bernáthová
“Si quieres, vas del Atlántico al Pacífico apenas en cinco horas en automóvil. Entonces, puedes estar en el Caribe, en el Pacífico, en un volcán, en el frío, en el calor en corto tiempo. Tiene mucha flora y fauna y lo más bonito es su gente. Es muy amena, agradable y alegre”.

Y además, según una encuesta realizada en 2012, los 'ticos' fueron proclamados la nación más feliz del mundo. Alexander TrEjo explica una de las teorías sobre a qué deben los costaricences su apodo 'tico'.

“La gente del campo habla con diminutivos. En lugar de decir, por ejemplo, “poquito” dicen “poquitico”. Todo termina en “tico”. Esa es una teoría que hay, pero en realidad no sabemos de dónde viene. Pero es la que nos gusta”.

Según afirma Raúl Echevarría, el folclore costarricence ha tenido una acogida exitosa entre los checos.

“Nos gusta mucho ver cómo a la gente checa le ha gustado nuestra música y la forma de ser de la gente de Costa Rica que es muy alegra y simpática. Hemos sentido que al público le gusta lo que hacemos. Estamos muy contentos”.

Petra Kubálková, foto: Kristýna Maková
Y contenta se quedó también Petra Kubálková, que visitó la fiesta para recordar la “pura vida”, que vivió durante una estancia en Costa Rica.

“Ha habido un ambiente estupendo. Han traído baile y su energía.Yo me dedico a bailar salsa y sé como se hace pero lo que he visto esta noche ha sido increíble. Es otra energía, otra experiencia. Lo he disfrutado mucho. La comida ha sido perfecta también. Y el ron.... Probablemente me lo voy a seguir comprando, reveló.

Un ron añejo de veinte años fue el premio principal de la tómbola, con la que concluyó la noche. Su ganador confirmó la hospitalidad de los costarricenses y compartió su contenido con todo el público.