Las vallas publicitarias amenazan la circulación en las carreteras checas

Photo: Barbora Kmentová

Las vallas publicitarias representan un peligro para la circulación por autopistas y autovías en la República Checa. Los expertos de la Universidad Técnica advierten que las vallas distraen la atención de los conductores y que pueden llegar a ser el motivo de accidentes de tránsito.

Foto: Barbora Kmentová
El tema de las vallas publicitarias vuelve a acaparar la atención de los expertos en seguridad vial. Un reciente estudio reveló que en el país hay alrededor de 25.000 espacios de publicidad exterior que saturan el entorno.

Mientras que en países como España y Alemania está completamente prohibida la instalación de vallas publicitaria en las autopistas, en Chequia hay tramos de vía en los que los conductores topan con publicidad cada 13 metros.

Se trata de un tema que de manera cíclica abordan los políticos, pero que en el fondo no terminan de resolver a pesar de afectar la seguridad de los conductores.

En declaraciones a la Televisión Checa, la alcaldesa mayor de Praga, Adriana Krnáčová, explicó los avances alcanzados.

Adriana Krnáčová, foto: ČTK
“Los concejales redactaron una enmienda general, que todavía se encuentra en proceso de aprobación y rectificaciones. Esta enmienda implicará la futura prohibición de las vallas publicitarias”.

En la ciudad de Brno algunos de los alcaldes han actuado de manera más radical y han dado la orden de retirar las vallas “supuestamente sin dueño” y las que no han renovado los permisos correspondientes.

Los expertos de la Universidad Técnica de Praga (ČVUT) advierten que la distracción causada por una publicidad puede provocar que un conductor avance con su vehículo 13 metros sin prestar atención a la carretera.

Una de las situaciones más peligrosas es cuando el chofer se pone a leer detenidamente el mensaje del anuncio. Los especialistas sostienen que en tal caso la trayectoria “bajo los efectos de la publicidad” puede llegar a los 70 metros.

Foto: Barbora Kmentová
Entre las vallas publicitarias más peligrosas se encuentran las luminosas, indicó por su parte Martin Farář de la Agencia de Seguridad Vial. Este tipo de anuncios encandila a los choferes y todavía peores son las plataformas giratorias que tientan a darle seguimiento a todos los anuncios.

Otro de los problemas en la República Checa es la ubicación de los grandes anuncios. Existen tramos de carretera con publicidades a ambos lados de la carretera en una misma dirección.

Además del peligro que representan para los conductores, un número significativo de los espacios publicitarios son ilegales. Partiendo de las directrices vigentes las multas contra los infractores resultan insignificantes si se comparan con las cifras anuales que reciben de los anunciantes.