Las empresas checas necesitan 405 horas para declarar impuestos, los alemanes la mitad

Photo : Miroslav Zimmer, ČRo

El sistema de impuestos checos es el más farragoso para las empresas de todos los países de Europa Central, según un estudio del Banco Mundial y la agencia PwC. Las compañías checas deben dedicar a sus declaraciones de impuestos 405 horas anuales, mientras que en Eslovaquia, por ejemplo, se necesitan 188 y en Alemania 216.

Foto ilustrativa: Miroslav Zimmer, Radiodifusión Checa
La complejidad del pago de impuestos para las empresas es en la República Checa de las más altas del mundo. Con 405 horas anuales de promedio para cumplir todos los requisitos fiscales, el sistema checo se sitúa como el número 122 del mundo de los 189 que fueron investigados en el estudio de PwC y el Banco Mundial. De hecho la media mundial es de 261 horas.

La situación es más grave si se compara a la República Checa con los países de su entorno. En Eslovaquia los empresarios dedican de media 188 horas a pagar impuestos, en Alemania 218, en Polonia 271 y en Austria 166. La media europea es de 173 horas.

Las autoridades checas niegan sin embargo la validez del estudio. "El sistema fiscal es en general más complicado, pero no creo que lo sea en comparación con otros estados miembros de la UE como Eslovaquia, Polonia o Austria, así que no me identifico con este análisis", declaró Martin Janeče, director general de la Dirección General Financiera.

Aunque la situación en la República Checa ha empeorado, al caer del puesto 119 al 122, este descenso tiene en cuenta no solo las horas dedicadas a las obligaciones impositivas sino también la complejidad del sistema en sí y la presión fiscal, que en Chequia ha aumentado de un año para otro, pasando de un 48% de los beneficios a un 50%.

Petrer Chrenko, foto: archivo de P.Chrenko
De hecho la consultora JwC ve progresos en la simplificación del sistema fiscal checo. "El denominador común de las reformas fiscales o de los cambios menores encaminados a un sistema fiscal más favorable son este año las nuevas tecnologías. Un ejemplo es la República Checa, donde se ha conseguido reducir así el tiempo dedicado a las obligaciones fiscales", señala Petrer Chrenko, de la delegación de PwC en Chequia.

Sin embargo, de acuerdo con Chrenko, los mecanismos que se espera entren en vigor para el año próximo: los informes de control o la evidencia electrónica de ingresos, supondrán un aumento de la dificultad y el tiempo empleado en este ámbito.

En el mundo los sistemas fiscales menos exigentes en tiempo son los de los países árabes del Golfo Pérsico, como Emiratos Árabes, con solo 12 horas, o Qatar, con 41. Por contra Sudamérica es el continente donde resulta más farragoso pagar impuestos. Al final de la tabla se encuentra Bolivia, con 1.025 horas.