La República Checa se prepara para vacunar a los niños de entre cinco y once años

La República Checa se prepara para vacunar contra el COVID-19 a los menores de entre cinco y once años. El ministro de Salud, Adam Vojtěch, informó que las vacunas llegarán antes de lo anunciado.

Las vacunas COVID para menores de 12 años estarán a disposición a partir de la semana del 13 de diciembre en la República Checa, según informó el ministro de Salud, Adam Vojtěch.

Foto: /z Úřad vlády ČR z/

El propio día 13 de diciembre se empezarán a dar citas para todos los interesados, que podrán acudir a los centros de vacunación o bien a los consultorios de los médicos de cabecera, de acuerdo con los planes del Ministerio, indicó Vojtěch a la Radio Checa.

“Consideramos que no se tratará de un asunto exclusivo de los centros de vacunación. Estamos convencidos de que un papel importante desempeñarán los consultorios de los médicos de cabecera para niños y jóvenes. Las vacunas serán distribuidas a los consultorios por los canales estándar“.

La República Checa ha solicitado, al menos por ahora, 300 000 dosis para los menores de 12 años. La reducción del límite de edad en siete años fue posible gracias a la decisión de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) que dio luz verde a ese tipo de vacunas.

Gracias a la aprobación del antídoto para niños a partir de los cinco años, la cobertura de la vacunación máxima potencial de la población checa podría alcanzar hasta el 90.9%.

Martin Kuba | Foto: Česká televize,  ČT24

El presidente la Asociación de regiones y gobernador de Bohemia del Sur, Martin Kuba, dijo el martes que las regiones dan preferencia a que los niños reciban la vacuna contra el coronavirus en los consultorios médicos. Esto reduciría la carga potencial de los centros de vacunación a gran escala. "Además, los médicos de cabecera tienen experiencia en la vacunación de niños y conocen muy bien el estado de salud de sus pacientes", subrayó Kuba.

Por su parte, el ministro Vojtěch insistió en que la vacunación de menores dependerá siempre de la decisión que tomen los padres de los niños.

“Es indispensable recordar que siempre se necesitará el consentimiento de los padres. Que lo entiendan los negacionistas, se vacunará a los menores siempre y cuando lo deseen sus padres”.

El Instituto Estatal de Control de Medicamentos Checo (SÚKL) publicó en su sitio internet que la dosis administrada a los niños será de aproximadamente un tercio de la vacuna estándar. Según la EMA, los beneficios son especialmente para los niños que tienen enfermedades concomitantes que conducen a un posible curso grave de la enfermedad COVID-19.

Foto: x3,  Pixabay,  CC0

En los países de la Unión Europea, la vacuna Pfizer se aplica a personas a partir de los 12 años. El uso de esta vacuna en niños de entre cinco y once años ya ha sido aprobado también en países como Estados Unidos y Canadá.

Debido al agravamiento de la epidemia en la República Checa, políticos y expertos en la materia debaten sobre la eventual introducción de la vacunación obligatoria contra el COVID-19 a partir de marzo del próximo año.

El ministro de Salud, Adam Vojtěch, quiere que la vacuna obligatoria se aplique a grupos y profesiones de riesgo como, por ejemplo, médicos, trabajadores sociales, bomberos, policías, militares, aduaneros, trabajadores del Servicio Penitenciario, y a todas las personas mayores de 60 años.

palabra clave:
audio