La República Checa se mantiene entre los países de mayor consumo de drogas

Foto: Filip Jandourek, Archiv des Tschechischen Rundfunks

El consumo regular de drogas volvió a subir en la República Checa. Un reciente informe sobre el estado de las drogas en el país indica que unas 48.000 personas son adictas al pervitín y a los narcóticos.

Michal Miovský, foto: Šárka Ševčíková, ČRo
En la República Checa más del 12% de los hombres y mujeres beben alcohol diariamente y unos 600 mil son bebedores de riesgo. Se dice en el informe sobre el estado de la drogadicción en el país en 2014.

El experto Michal Miovský, del Hospital Universitario de Praga, sostuvo que existe una serie de factores que influyen en el aumento del consumo de drogas legales como, por ejemplo, el tabaco y el alcohol.

Destaca la publicidad en los medios de comunicación, la falta de campañas de prevención y del buen ejemplo en la familia.

“Lamentablemente nos encontramos entre los países con un alto consumo de alcohol. Esto quiere decir con un número muy alto de personas para las que el alcohol representa un problema. Ocupamos los primeros lugares de Europa Central”.

Foto: Filip Jandourek, ČRo
Miovský alertó ante el hecho de que el consumo de bebidas alcohólicas dejó de ser un asunto reservado únicamente a los hombres.

“Hoy no resulta extraño ver que las cifras que ocupaban estrictamente los hombres en cuanto al consumo de bebidas alcohólicas, las alcancen también mujeres con edades entre los 20 y 30 años”.

Una situación grave es que las drogas legales, como el tabaco y el alcohol son de fácil acceso para los jóvenes que terminan engrosando las filas de los bebedores de riesgo, sostuvo el experto.

“A pesar de que la ley indica que en la República Checa los jóvenes pueden comprar y beber alcohol a partir de los 18 años, la juventud no tiene problemas para acceder a bebidas alcohólicas”.

Foto: Kristýna Maková
El alto grado de tolerancia por parte de la sociedad para con las drogas legales convierte a los jóvenes en blanco fácil. Según el informe, el 31% de los jóvenes mayores de 15 años fuma regularmente, ya que tienen como ejemplo al 37% de los hombres adultos y al 26% de mujeres.

En lo referente a otras drogas, los especialistas informan que un cuarto de los jóvenes reconoce haber fumado marihuana, pero más preocupante resulta el hecho de que el número de adictos al pervitín y a los narcóticos aumentó a 48.000 personas.

Campañas permanentes para niños y adolescentes, así como el buen ejemplo en la familia, son la mejor vía para reducir el consumo de estupefacientes en la sociedad, al menos así lo recomiendan los expertos en su informe sobre el estado de la drogadicción en Chequia.

palabra clave:
audio