La República Checa protegerá su mercado de trabajo

r_2100x1400_radio_praha.png

La República Checa logró defender ante la Unión Europea su derecho a la protección del mercado laboral interno. El grupo de trabajo para la ampliación del bloque propuso ayer adoptar una nueva postura respecto a la República Checa en esta cuestión.

"Dicha propuesta del grupo laboral para la ampliación de la Unión Europea es una significativa victoria de la República Checa en sus negociaciones sobre la adhesión a la Unión", sostuvo Jaroslav Zverina, presidente del comité parlamentario checo para la integración europea.

Al deliberar con Bruselas sobre los distintos capítulos para el ingreso de la República Checa en la Unión Europea, Praga había insistido desde hace varios meses en la necesidad de cambiar las condiciones en el capítulo sobre el libre movimiento de mano de obra.

Luego de un rotundo rechazo inicial por parte de Bruselas a las demandas checas, la situación cambió ayer al tomar en consideración las posturas de Praga en ese sector. Libor Secka, Embajador checo ante la Unión Europea, indicó que esta nueva postura de Bruselas constituye un buen punto de partida para la nueva ronda de negociaciones sobre el libre movimiento de mano de obra, a tener lugar a fines del presente mes.

El Embajador Secka aclaró que para la República Checa tiene un gran significado la nueva postura que frente a ella adoptó la Unión Europea en la cuestión del libre movimiento de mano de obra. Una vez que ingrese en la Unión Europea, se le garantiza el derecho a la protección de su mercado laboral ante los trabajadores procedentes de los demás países comunitarios.

Los observadores locales destacan en este contexto especialmente el hecho de que Praga logró acordar con Bruselas mejores condiciones de reciprocidad que la vecina Eslovaquia, Hungría y Eslovenia, en lo que a protección del mercado laboral se refiere.