La República Checa es un destino perfecto para el turismo negro

Foto: CzechTourism

A pesar de la crisis económica, el número de turistas extranjeros que visitan la República Checa va en aumento en los últimos ños. En 2011, llegaron a Chequia 6,8 millones de personas, número récord en la historia del país. No obstante, los turistas son cada vez más exigentes. No solamente en cuanto a los servicios, sino también a las vivencias y sensaciones que pueden acompañar su visita a Praga y al resto del país. Por eso, CzechTourism, la Oficina Nacional de Turismo, busca cada año nuevas maneras de presentar la República Checa y responder a las crecientes exigencias de los visitantes extranjeros.

Director general de CzechTourism, Rostislav Vondruška. Foto: Alžběta Švarcová / Archivo de ČRo
Conocer monumentos históricos y naturales, descubrir una nueva cultura, descansar o dedicarse a deportes, aprender un poco de la lengua local, saborear la comida y bebidas tradicionales, conocer nueva gente y pasar un rato inolvidable. Diversión, emociones y aventura es algo que todos buscamos cuando viajamos al extranjero. Y así son también los visitantes extranjeros que llegan a Chequia. En 2011, llegaron al país casi 7 millones de turistas y este año serán aún más, según los datos de la agencia estatal para la promoción de turismo, CzechTourism.

El año 2012 trajo grandes cambios para la institución. Además de inaugurar un nuevo logotipo, CzechTourism se prepara para lanzar una nueva campaña que tiene por objetivo atraer a más turistas, explica el director general de CzechTourism, Rostislav Vondruška.

“La idea principal es presentar la República Checa como un país de historias e invitar a los visitantes a vivir aquí una propia. Por ejemplo, tenemos la historia del físico, Albert Einstein, quien vivió durante algún tiempo en Praga. Se dice que descubrió aquí la teoría de la relatividad. Así que invitamos a los turistas a que visiten Chequia y hagan también un descubrimiento importante para sí mismos”.

El director del departamento de marketing de la agencia, Marek Mráz, proporciona más detalles sobre la nueva estrategía de CzechTourism.

Karlovy Vary, foto: CzechTourism
“Nos centramos en personajes destacados que tienen alguna relación con el país de origen de los visitantes. Por ejemplo, usamos al emperador Pedro ‘El Grande’ para promover entre los turistas rusos la ciudad de Karlovy Vary que el monarca visitó varias veces. La capital la presentamos al público francés como el lugar donde el poeta Guillaume Apollinaire escribió su obra ‘El Caminante de Praga’. Los turistas ingleses los invitamos a la ciudad de Český Krumlov donde el alquimista Edward Kelley buscaba el elixir de la eterna juventud etc.”

En los últimos años, CzechTourism promovía Chequia como un país seguro, ideal para someterse a un tratamiento médico, dedicarse a diversas actividades deportivas o para rodar películas. Praga se presentaba como un lugar perfecto para parejas homosexuales o como un destino romántico para casarse. También los aficcionados al turismo negro mostraron en los últimos años un creciente interés por la República Checa, señala Marek Mráz.

“El turismo negro es una forma especial de turismo que está basada en la curiosidad de la gente por temas oscuros como asesinatos, siniestros naturales, guerras, caza de brujas y otros eventos turbulentos. Entre los destinos populares del turismo negro en el extranjero destaca el campo de exterminio de Auschwitz, los monumentos a las batallas de Waterloo y de Verdún o la casa de Ana Frank en Ámsterdam, entre muchos otros”.

Director del departamento de marketing de CzechTourism, Marek Mráz. Foto: Archivo de Marek Mráz
La República Checa es gracias a su rica historia un paraíso para este tipo de turismo, continúa Mráz.

“Los lugares típicos para el turismo negro son el campo de concentración de Terezín, el pueblo de Lidice, el monumento a la batalla de Austerlitz o el osario de Kutná Hora. Estos lugares son muy conocidos en el extranjero así que no que no tenemos que hacer una campaña especial para atraer a los visitantes. Sin embargo, siempre hay que respetar la piedad de estos lugares. Así que cada anuncio tiene que ser muy sensible y decente”.

Las razones por las que la gente visita lugares relacionados con la violencia, la muerte y siniestros de todo tipo varían mucho. Sin embargo, la mayoría de los visitantes del campo de Terezín o del osario de Kutná Hora no son morbosos. Más bien se trata de turistas que quieren entender mejor el país y su historia, advierte Marek Mráz.

“Tratamos de determinar cómo es un típico turista negro. Resulta que es una persona que se interesa por la historia y por monumentos menos conocidos. Por un lado se trata de personas que viajan de manera individual, por otro son alumnos de colegios y escuelas secundarias y estudiantes universitarios que visitan estos sitios como parte de sus clases de historia”.

Foto: CzechTourism
Los jóvenes son una categoría que empezó a llamar recientemente la atención de CzechTourism. A pesar de que el objetivo principal de la agencia es atraer al país a visitantes solventes que llenen los hoteles y gasten en comida y servicios, vale la pena hacer campañas especiales para los estudiantes, indica Marek Mráz.

“A partir del año que viene, vamos abordar a los estudiantes universitarios y haremos publicidad directamente en las ciudades universitarias. Queremos promover la República Checa como un país estupendo para estudiar y como un lugar donde vale la pena volver más veces. Esperamos que en unos diez años los antiguos estudiantes regresen para recordar los viejos tiempos y tengan más dinero para gastarlo en servicios y diversión”.

También el nuevo logotipo de CzechTourism quiere atraer a los jóvenes. El antiguo símbolo de la bandera checa fue reemplazado por la inscripción inglesa ‘Czech Republike’. La palabra inglesa, ‘like’ significa ‘me gusta’ y se usa a menudo en las redes sociales. Su presencia en el logotipo despierta entre los visitantes emociones positivas, señala Marek Mráz.

Fuente: CzechTourism
“Nos llegaron muchos diseños. Sin embargo, el de Czech Republike fue el que más nos gustó ya que es muy simple y a la vez moderno. Además hace referencia a las redes sociales que son muy populares en la actualidad. Según las estadísticas, la mayoría de los turistas extranjeros que visitan Chequia tienen menos de 44 años de edad así que es importante usar un lenguaje joven. El nuevo logotipo muestra muy bien cómo es la República Checa 20 años después de su creación en 1993”.

Como ya lo habíamos comentado, el número de turistas extranjeros que visitan Chequia ha estado creciendo en los últimos años. En 2011 llegaron al país casi 7 millones de turistas. Gracias a los datos proporcionados por los operadores de telefonía móvil, la agencia CzechTourism sabe de dónde vienen los visitantes. En 2011, los más numerosos eran los turistas alemanes, seguidos por los rusos y los polacos.

Sin embargo, aumenta también el número de visitantes de países más lejanos. Un importante mercado se abre en América Latina, sobre todo en México y en Brasil, señala Marek Mráz. En 2012, el número de visitantes hispanohablantes aumentó en más de un 20% en comparación con el año anterior. Por eso la agencia CzechTourism tiene previsto lanzar una nueva campaña publicitaria en los países hispanos. El motivo principal podría ser la historia del Niño Jesús de Praga que goza de mucha popularidad en España y América Latina.

Niño Jesús de Praga, foto: © City of Prague
Buscar nuevos mercados y ofrecer cada año nuevos temas es la tarea primordial para la agencia nacional de turismo, afirma Marek Mráz.

“Tenemos que conseguir que se recuerde a la República Checa todo el tiempo. Para eso sirven perfectamente las historias. Este año presentamos historias de personajes destacados. El año que viene pueden ser historias de la arquitectura checa y después podemos centrarnos en importantes acontecimientos históricos. También podemos enfocarnos en grandes eventos deportivos y culturales como lo hacen a menudo las agencias de turismo en el extranjero”.

No obstante, no se trata solamente de contar historias sobre la República Checa sino también de darle a los visitantes la posibilidad de compartir sus vivencias con los demás, explica Mráz.

“Cada visitante vive en nuestro país una historia particular. Por ejemplo, se encuentra en el Puente de Carlos a una guía local, se pone a hablar con ella y se enamora. Y nosotros queremos que los visitantes compartan esas vivencias, que nos cuenten sobre sus encuentros, que nos muestren las fotos que han tomado, lo que han escrito o rodado en Chequia. Todo eso lo pueden compartir a través de las redes sociales o en nuestra página web”.

La nueva campaña publicitaria titulada ‘República Checa, país de historias’ será lanzada oficialmente a principios del año 2013. CzechTourism espera que atraiga a visitantes extranjeros a ciudades pequeñas que permanecen a la sombra de la capital. Si la agencia Czech Tourism logra su objetivo, en un futuro, Chequia ya no será solamente sinónimo de cerveza sino un país que ofrece a los visitantes la oportunidad única de descubrir cientos de historias apasionantes y de conocerse mejor a sí mismo.