La historia del rock checo: "Jasná Páka" significa "¡claro que sí!"

r_2100x1400_radio_praha.png

"Jasná Páka" significa en el argot checo "¡claro que sí!". En los años 80, se llamó así uno de los grupos más populares de la música rock del país que le daba mala espina al régimen comunista. Los funcionarios comunistas posteriormente prohibieron la actuación de esa formación, que se vio obligada a cambiar de nombre y siguió tocando bajo el título Hudba Praha, es decir, "Música Praga".

"Las letras vulgares de la canción "Ella tiene la espalda sucia, no fuma, no bebe, no echa sal, aunque todo ello le gusta", parecen ser desvaríos de un cerebro enfermo, que son en realidad una expresión del nihilismo y cinismo basados en una ideología absolutamente ajena a una sociedad socialista", así juzgó las letras de Jasná Páka un reseñista comunista en 1983 en la revista "Tribuna" bajo el título "Nueva ola con un contenido viejo".

El grupo Jasná Páka, que tocaba una fusión de rock sazonado por el punk, y que fue influido más bien por el rhytm & blues que por la nueva ola, basaba originalmente su repertorio en canciones de Rolling Stones, David Bowie y Yardbirds, entre otros. Posteriormente, empezó a componer sus propias canciones, convirtiéndose en una de las más destacadas revelaciones que brilló en los escenarios de clubes checos a principios de la octava década; sus rectilíneas canciones crudas, llenas de sarcasmo y rabia, fueron muy provocadoras y no es de extrañar que los comunistas intentaron liquidar el grupo.

El coro de un canto agudo de las vocalistas, Zdena Pisteková y Markéta Vojtechová; el salvaje líder del grupo, Dáda Albrecht; un bajo y batería directos y enérgicos de Ivan Wunsch y David Koller, respectivamente; cortos e impactantes solos a la guitarra de Bohous Zatloukal, apoyados por la segunda guitarra de Michal Ambroz; todo ello se convirtió en una señal inconfundible del grupo "Jasná Páka".

La formación, creada en 1981 por el batería David Koller y el guitarrista Michal Ambroz, funcionó oficialmente sólo hasta 1983. Tras ser prohibidos por los comunistas, los integrantes de "Jasná Páka" reaccionaron así como muchos otros grupos de aquella época que no pudieron dar conciertos ante el público: cambiaron el nombre, prosiguiendo sus actividades como "Música Praga". Bajo ese título la formación se presenta ocasionalmente hasta la actualidad.

Debido a la prohibición, varios cambios personales se produjeron en el grupo y la música del nuevo equipo fue más melódica y no tan agresiva.

No cabe duda en que el grupo "Jasná Páka" fue una de las formaciones más importantes del rock checo. Podemos discutir sobre si era representante de la Nueva Ola o de otro estilo, lo cierto es que sus canciones son atemporales y pasaron a ser tan populares que la gente las toca y canta hasta la actualidad.