La historia de Checoslovaquia a través del arte y la arquitectura

Foto: NG

La exposición 'Creación del Estado' (Budování státu) arroja la luz al papel de la cultura visual en el proceso de instauración del Estado Checoslovaco y la identidad nacional de sus ciudadanos. En el Palacio de Industria se exhiben símbolos de la Primera República Checoslovaca junto a emblemas de la época comunista, que permiten profundizar en la historia de las respectivas épocas.

Foto: NG
Estatuas de bronce, pinturas, obras gráficas, fotografías, instalaciones, modelos arquitectónicos, diseño industrial, vestuario de época, pero también objetos de uso cotidiano que a primera vista tienen poco que ver con el arte como, por ejemplo, estandartes militares o de policía. Estos y más artefactos forman parte de la exposición 'Creación del Estado', que la Galería Nacional de la mano de la Universidad de Artes Aplicadas han organizado a fin de presentar la cultura visual como una herramienta de la representación del Estado Checoslovaco y las conexiones entre el arte y la política.

El nombre de la exposición se basa en el título de una publicación del periodista checo Ferdinand Peroutka, en la que describió el esfuerzo de los representantes de la Primera República Checoslovaca de superar el patrimonio del Imperio Austrohúngaro a fin de poner los cimientos de un estado moderno y democrático.

Jindřich Vybíral, foto: archivo de UMPRUM
Uno de los comisarios de la exposición, Jindřich Vybíral, explica que la relación entre el Estado y el arte era más fuerte de lo que puede aparentar.

“El sueño de todo arquitecto es crear grandes edificios, palacios y templos. En el siglo XX el Estado fue el único cliente que posibilitaba hacer realidad estos sueños. Por tanto, en la sección arquitectónica presentamos los edificios del Gobierno checoslovaco como ministerios, sedes de importantes instituciones culturales, y en cuanto a la propaganda de la idea nacional, también edicifios de embajadas en el extranjero”.

Una exposición sin parangón a nivel europeo

Si bien los encargos por parte del Estado pueden conducir a la propaganda ideológica, los autores de la muestra evitan este término, ya que el eje de la exposición no es la manipulación ideológica, sino la identidad artística de los objetos expuestos y la historia de las épocas de su procedencia.

La historiadora del arte Milena Bartlová destaca que una muestra de esta altura de momento no tiene parangón en el contexto europeo, y al mismo tiempo explica por qué es más fácil organizar una exposición dedicada a Checoslovaquia que a otros países.

“Nosotros presentamos un Estado que ya no existe, que desapareció hace más de 20 años. Por tanto podemos permitirnos tratar el tema desde una distancia histórica, que es lo que estamos pretendiendo”.

La muestra cuenta también con objetos aparentemente poco relacionados con el arte, prosigue Bartlová.

Milena Bartlová, foto: archivo de Universidad Carolina
“Intencionadamente hemos escogido objetos inusuales, que se supone generalmente que no forman parte de la esfera de las artes plásticas como por ejemplo, un billete de cien coronas checoslovacas. Presentamos objetos del uso cotidiano, que rodeaban a la gente, que muchas veces no se dan cuenta de que tienen un diseño de calidad. De allí surge la oportunidad de mostrar a la gente que el arte puede ser también lo que utilizamos a diario”.

Una sección está dedicada asimismo a artefactos realizados en la época socialista cuando se promovía la idea de que los obreros podrían ser al mismo tiempo artistas.

La exposición cuenta con un rico programa de acompañamiento que incluye visitas guiadas por las joyas arquitectónicas de la capital checa, proyecciones del cine de la época o encuentros literarios.

La 'Creación del Estado', que permanecerá abierta hasta el 7 de febrero, es la primera gran exposición dedicada a la historia de Checoslovaquia. Otras están previstas para el año 2018, cuando se celebrará el centenario del nacimiento de Checoslovaquia.