La gripe aviar rodea a la República Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

La gripe aviar rodea a la República Checa. Después de Alemania, Eslovaquia y Austria, el peligroso virus ha sido detectado el pasado fin de semana también en Polonia.

Foto: CTK
La República Checa se asemeja a una isla en medio del océano, pero en vez del océano, se ve rodeada por países en los que prolifera la gripe aviar. Las autoridades checas mantienen rigurosas medidas de precaución para prevenir esta "plaga". Los granjeros, por ejemplo, deben evitar el contacto directo entre las aves de corral y las aves migratorias, las cuales se supone que podrían propagar la enfermedad.

El ministro de Agricultura, Jan Mládek, admitió este domingo que no se puede descartar la eventualidad de la presencia de la gripe aviar en el territorio checo, teniendo en cuenta que este país está rodeado por estados en los que la enfermedad ya ha sido detectada.

El temor de la gente ante la gripe aviar ya ha comenzado a ser un buen negocio. Dudosos comerciantes ofrecen a los ciudadanos, en especial a personas de mayor edad, un nuevo medicamento contra la gripe aviar, según señaló Ivana Picková, portavoz de la Asociación de Protección de los Consumidores.

Presidente de la Cámara Agraria, Jan Veleba (a la izquierda) y el ministro de Agricultura, Jan Mládek (Foto: CTK)
"Nos hemos enterado de varios casos de ese dudoso negocio. Los comerciantes aprovechan el miedo especialmente de personas mayores, que además suelen ser muy confiadas. Por dos mil coronas, unos 66 euros, les ofrecen un falso medicamento. Les convencen de que hacen un buen negocio, afirmando que el medicamento es otorgado a un reducido número de personas, mayormente a políticos".

Muchas personas en la República Checa, para eliminar el "foco de la enfermedad", están procediendo a matar aves silvestres en grandes cantidades, según confirmó Marcela Mikesková, portavoz de la Unión de Protectores de la Naturaleza.

"Nos hemos dirigido a la población exhortándola a poner fin a esta absurda matanza de aves. Estamos tratando de convencer a las personas de que no actúen de manera impulsiva, porque matar aves silvestres no traerá el efecto esperado. Con este comportamiento no se evitará la proliferación de la enfermedad en este país".

La Administración Veterinaria Estatal reiteró que hasta el presente, en la República Checa, no ha sido detectado ni un solo caso de gripe aviar, por lo que no hay motivo para el pánico. Además, en condiciones normales, no hay peligro de transmisión de la enfermedad a humanos.