La escasez de papel preocupa a las editoriales y aplaza la publicación de libros

Las imprentas en Chequia se enfrentan a una situación inédita: en el mercado escasea el papel. Las empresas están sufriendo demoras y decenas de libros que se iban a publicar para Navidad no saldrán hasta el año que viene.  

La situación actual en el mercado del papel preocupa a las imprentas, las editoriales y posiblemente arruine la felicidad de algunos lectores, que esperan impacientemente la publicación de algún título en particular. Debido a la escasez de material, algunas empresas están sufriendo grandes atrasos en la producción. En consecuencia, las editoriales se ven obligadas a aceptar que no podrán cumplir con sus planes editoriales de este año y algunos de los libros que iban a salir para Navidad, el periodo más lucrativo del año en cuanto a ventas, llegarán a los estantes algo después.

Foto: paine_z,  Pixabay,  CC0

Una de las imprentas afectadas es la empresa HRG de la ciudad de Litomyšl. Las máquinas no se han parado, pero no necesariamente porque tengan algo que imprimir, según explicó el jefe del departamento comercial, Jan Gloser, a la Radio Checa.

“Estamos en temporada alta, así que las impresoras no deberían detenerse, aunque no haya papel. Siempre debemos encontrar material, para evitar que eso suceda. Son máquinas que cuestan casi dos millones de euros y no deberían apagarse”.

En Litomyšl imprimen principalmente revistas, pero también posters, envolturas de productos o libros. Las salas donde se almacena el material están llenas de pilas de papel, pero su cantidad no es suficiente, explica Gloser.

“Intentamos crear reservas. El volumen de papel con el que contamos ahora nos suele alcanzar para una semana o diez días, aproximadamente. Con lo que tenemos, nos concentramos principalmente en encargos medianos o pequeños. Que un encargo grande cuadre con la cantidad de papel que tenemos en cierto momento sería más bien coincidencia.”.

En consecuencia, se produce un efecto domino, que crea dificultades a editoriales y otras empresas, ocasionando que en Chequia serán impresos este año menos libros de lo que se anticipaba.

Foto: Eva Turečková,  Radio Prague International

De acuerdo con el director de la editorial Olympia, Karel Hejna, se trata de una situación sin precedentes.

“Algunos libros se han aplazado hacia Navidad, otros se pasarán al plan editorial del próximo año, porque la escasez de papel es tan grande que no lograríamos publicarlos para el mercado navideño. Hemos tenido que posponer tres títulos, una gran enciclopedia de fútbol y algunas ediciones más pequeñas, de turismo o no ficción”.

La editorial Argo, por ejemplo, una de las más notables del país, se ha visto obligada a aplazar la publicación de una treintena de libros.

Otro de los factores que ha contribuido a la prolongación de los plazos de entrega, que ahora son de hasta cuatro meses en lugar de unas cuantas semanas, es también el rol de China en el proceso. El precio del transporte en contenedores se ha disparado dramáticamente, al tiempo que no hay suficientes contenedores para satisfacer la demanda por el envío por mar.

Los precios seguirán subiendo

Además de la escasez de papel, las empresas se enfrenan a otro problema: es cada vez más caro. De acuerdo con la jefa de marketing de la fábrica de papel Papírny Brno, Petra Holubová, el material hay que buscarlo en el extranjero y pagar un precio marcadamente mayor.

“Europa, en este momento, está básicamente saqueada. Estamos intentando conseguir nuevos proveedores para cubrir la demanda. Y los precios se han disparado, actualmente se trata de decenas porcentuales más”.

Las consecuencias las sufren también los lectores, que están pagando más por sus libros. Las editoriales y librerías advierten además que los precios seguirán subiendo.