La deuda estatal checa asciende a más de 60.000 millones de euros

Foto: Barbora Němcová

La deuda estatal de la República Checa aumentó el año pasado en 570 millones de euros alcanzando un total de 60.000 millones de euros. Cada ciudadano checo debe de esa forma 5.800 euros.

Foto ilustrativa: Barbora Kmentová
La deuda estatal registró en 2013 el menor crecimiento en los últimos 15 años, según datos ofrecidos por el Ministerio de Finanzas. El resultado positivo se debe al aumento de los recursos financieros libres del Estado. Gracias al cambio legislativo del año pasado, la Hacienda pudo utilizar un 60% de los recursos de reserva del año 2012 para la financiación de las necesidades estatales para el año siguiente. A principios del junio pasado, el Gobierno decidió reducir los préstamos estatales en hasta cinco mil millones de euros.

El Ministerio de Finanzas resaltó que el déficit del presupuesto estatal en 2013 alcanzó tres mil millones de euros, es decir, unos 700 millones de euros menos de lo planificado. El dinero ahorrado será utilizado este año.

“La rapidez del endeudamiento estatal se ha desacelerado. La mala señal es que todo indica que el nuevo Gobierno cambiará esa tendencia y volverá a aumentar el endeudamiento. Creo que si el Estado pedirá prestado anualmente más de 3.500 mil millones de euros, echará gasolina al fuego y no sabemos cuándo sus llamas quemarían el país”, indicó el director para la estrategia de la empresa de asesoría BBI, Marek Šperlich.

La deuda estatal surge a raíz de la acumulación de los déficits estatales anuales y se amortiza entre otros por medio de bonos estatales, préstamos directos o préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio