La "cumbre de la ampliación" de Gotemburgo

r_2100x1400_radio_praha.png

La Unión Europea ha dado el "sí" a la ampliación en 2004. En su condición de candidato, la República Checa tiene año y medio para negociar las condiciones del ingreso.

Para satisfacción de los países candidatos, la cumbre de Gotemburgo, Suecia, disipó los nubarrones que empezaron a cernirse sobre la creación del "cielo único" europeo a raíz de la negativa de Irlanda al Tratado de Niza, al ratificar que la extensión de la Unión Europea hacia el Este era irreversible. Y es que "no hay mal que por bien no venga": el "no" de Irlanda disgustó tanto a los demás países europeos que éstos reaccionaron de inmediato con una proclamación tranquilizadora para los países aspirantes.

Los Quince fijaron la fecha de finales de 2002 como meta para el cierre de las negociaciones y la de dos años después como el horizonte de las primeras adhesiones, entre las que se espera que figure la República Checa. El año 2003 será dedicado a los acuerdos de ratificación de la ampliación. De manera que en junio de 2004 los ciudadanos de los nuevos países miembros ya podrían participar en las elecciones para el Parlamento Europeo.

Los representantes de los países candidatos se marcharon de Gotemburgo más que satisfechos. El primer ministro checo, Milos Zeman, declaró al término de la cumbre que la República Checa estaría en condiciones de ingresar en la Unión Europea el año próximo. La República Checa ya ha cerrado 19 de los capítulos necesarios para el ingreso, con lo que figura en cuarto lugar después de Hungría, Chipre y Eslovenia.

Autor: Mónica Villegas Gallego
audio