Klaus se pronunciará el último sobre el Tratado de Lisboa

Foto: ČTK

Las últimas declaraciones del presidente Václav Klaus sobre el Tratado de Lisboa, las promesas electorales de los partidos respecto a los impuestos o el empeño del régimen comunista de hacer desaparecer el rastro del cantante Waldemar Matuška son algunos de los temas de la prensa checa de este miércoles.

Václav Klaus, foto: ČTK
“La última palabra la voy a tener yo”. Así titula Lidové Noviny la noticia sobre las recientes declaraciones del presidente checo, Václav Klaus, a la Radiodifusión Checa. El mandatario afirmó que sería el último en pronunciarse en Europa sobre el Tratado de Lisboa, ya que para firmarlo esperaría al veredicto del Tribunal Constitucional checo y al referéndum irlandés.

También se ha de esperar a la última palabra de polacos y alemanes, que están en la fase final de aprobación del documento. Klaus, conocido opositor al Tratado de Lisboa, espera que este salga rechazado por un lado o por otro. El presidente checo teme, ante todo, que el Tratado lleve a la creación de un macroestado europeo.

Lidové Noviny también informa sobre la actitud que los diferentes partidos toman respecto a la política fiscal de cara a las elecciones anticipadas de octubre. El Partido Cívico Democrático, fiel a sus posiciones liberales, no cuenta con una subida de los impuestos. Lo mismo sucede con la nueva formación Top 09.

Los socialdemócratas, por el contrario, piensan aumentar la carga fiscal de los que ingresen más de 3.700 euros al mes e incrementar los pagos a la seguridad social de las empresas.

En cuanto a Mladá Fronta Dnes, el diario dedica un reportaje especial a cómo el régimen comunista trató de eliminar todo rastro del cantante Waldemar Matuška después de que este escapara a Europa occidental en 1986.

En la edición de la Pequeña Enciclopedia Checoslovaca que estaba a punto de salir cuando Matuška emigró, su nombre fue eliminado a toda prisa y en su lugar se incluyeron tres personalidades rusas de apellido Matveyev.

El periódico comenta además como Matuška, que falleció recientemente, dejó de existir también en el cine y la televisión. El cantante interpretaba la sintonía de una conocida serie televisiva, que de la noche a la mañana empezó a ser introducida por una versión orquestal de la misma canción.

Por último, el periódico económico Hospodářské Noviny dedica su portada a la empresa checa de construcción Orco, una de las más importantes del país. En marzo la promotora se vio ahogada por las deudas debido a la crisis económica, y llegó a dudarse seriamente de su futuro.

El diario anuncia ahora que Orco se salvará, al recibir una inyección de capital de 80 millones de euros. El inversor es la compañía estadounidense Colony Capital, que con esta aportación se ha hecho con un tercio de las acciones de la empresa.