Klaus promete apoyar la candidatura serbia a la UE

Václav Klaus y Boris Tadić (Foto: CTK)

Durante su visita oficial a Serbia, el presidente de la República Checa, Václav Klaus, prometió apoyar la futura candidatura del país balcánico a la Unión Europea. El presidente serbio, Boris Tadić, por su parte, agradeció a Klaus que se opusiera públicamente a la independencia de Kosovo.

Václav Klaus y Boris Tadić (Foto: CTK)
El presidente Klaus llegó este lunes a Serbia de visita oficial dispuesto a profundizar en las buenas relaciones que tradicionalmente mantienen el país ex yugoslavo y la República Checa.

Durante su entrevista con el presidente Tadić, Klaus afirmó que durante la presidencia checa de la Unión Europea, que tendrá lugar durante el primer semestre de 2009, haría todo lo posible para que se aceptara la candidatura de Serbia.

Klaus, reconocido euroescéptico, afirmó que la pertenencia a la Unión Europea supondría para Serbia la definitiva normalización de sus relaciones con el resto del continente.

“Serbia necesita lo que necesitábamos nosotros, ser reconocido como un país europeo normal. Y esto en la actualidad supone, por desgracia, pertenecer a la Unión Europea. No se puede conseguir este sello de normalidad de otra manera que perteneciendo a la Unión Europea, por eso es algo totalmente racional que los serbios hagan todo lo posible para hacerse miembros cuanto antes”, declaró.

Foto: CTK
Asimismo, el presidente serbio agradeció a Klaus su posicionamiento contrario a la independencia de la provincia de Kosovo, que se mantuvo a pesar de la decisión del Gobierno checo de reconocer la nueva república.

De hecho, Klaus ha declarado este lunes que con la separación de Kosovo se ha abierto la caja de Pandora y que cada estado que haya reconocido su independencia será responsable de las consecuencias. Por su lado, Tadić comparó la separación de esta provincia serbia con la anexión de los Sudetes checos por la Alemania nazi poco antes de la Segunda Guerra Mundial.

Klaus también se ha entrevistado este martes con el primer ministro serbio, Mirek Ctvetković, y con diversos empresarios del país para tratar temas económicos. El país balcánico es un destacado destino de las inversiones checas y entre los dos países se dan importantes relaciones comerciales.