Inundaciones amenazan a la República Checa

Crecidas aguas de Berounka (Foto: CTK)

Daños millonarios han causado las inundaciones que en días pasados afectaron varias regiones de la República Checa. Si bien es cierto que el nivel de los ríos descendió moderadamente, los meteorólogos advierten que se presentarán nuevas y fuertes lluvias.

Fuertes lluvias cada día (Foto: CTK)
Dramática fue el lunes la situación en la aldea de Mirovice, Bohemia del Sur. Las aguas del río Skalice inundaron unas 50 casas y edificios públicos. Fue cortado el suministro de electricidad y de agua potable.

En los últimos años la aldea se vio afectada por inundaciones en repetidas ocasiones, afirmó el alcalde de Mirovice, Zdenek Bárta.

"Es necesario limpiar el caudal del río Skalice para facilitar el flujo del agua. Hay que construir, además, canales de desagüe. Dirigí una carta a la administración regional para que nos faciliten maquinaria y recursos financieros".

Crecidas aguas de Berounka (Foto: CTK)
En la región de Pilsen, Bohemia Occidental, las aguas causaron considerables daños materiales en casas y campos. Los niveles de los ríos se estabilizaron, pero en vista de los desfavorables pronósticos de tiempo en la región sigue vigente el estado de alerta.

Una situación similar se registra en los ríos de Bohemia Central, donde las aguas del río Berounka habían inundado el lunes varias carreteras cerca de Praga. A causa de ello, los distritos capitalinos de Lipence y Cernosice se vieron aislados temporalmente del resto del mundo.

Las crecidas aguas de Berounka levantaron el nivel del río Moldava. La cantidad del flujo se cuadruplicó, lo que obligó a la Alcaldía de Praga adoptar medidas preventivas.

Los pronósticos meteorológicos para los próximos días no son alentadores. Las lluvias deberían mantenerse hasta el miércoles, lo que podría ocasionar un nuevo crecimiento de los ríos. El jueves se espera cierta mejora del tiempo.