Integración europea: tema de las conversaciones del Rey de Bélgica en Praga

r_2100x1400_radio_praha.png

La reforma institucional de la Unión Europea y los esfuerzos de la República Checa por incorporarse en las estructuras comunitarias son el tema principal de las conversaciones que en Praga mantiene el Rey de Bélgica, Alberto II.

La primera visita del Rey de Bélgica, Alberto II, a la República Checa es objeto de una atención extraordinaria por parte de las autoridades checas, ya que Bélgica presidirá la Unión Europea en la segunda mitad del año entrante, o sea precisamente en el período en que deberían culminar las conversaciones de ingreso entre Chequia y dicha agrupación.

La visita de Alberto II es además testimonio de la importancia que Bélgica da a las buenas relaciones con la República Checa, porque el rey belga suele realizar visitas oficiales tan sólo a los países por los que Bélgica muestra un interés especial.

Bélgica, al igual que la República Checa, es un país pequeno, de diez millones de habitantes, y por lo tanto es buen socio estratégico para los esfuerzos checos de adhesión a la Unión. En el seno de la UE, Bélgica trata de defender principalmente los derechos de las naciones pequenas.

Y es esta faceta de la pertenencia belga a la Unión la que se ve acentuada en las conversaciones del rey belga con el presidente de la República, Václav Havel y otros altos representantes del Estado checo.

Tras entrevistarse con Alberto II, tanto el primer mandatario checo, como el presidente de la Cámara de diputados, Václav Klaus, han subrayado que respaldan la opinión belga de que la reforma institucional de la Unión debería preceder a su ampliación.

Los dos políticos checos enfatizaron que solamente una organización en la que los Estados son representados con igualdad independientemente de su tamano puede funcionar sin graves problemas.