Havel critica que preparativos para sesión del FMI y BM se exceden en medidas de seguridad

r_2100x1400_radio_praha.png

El presidente checo, Václav Havel, alertó que los preparativos de seguridad para la celebración de la sesión del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, recuerdan la movilización para una guerra civil. El mandatario sostiene que se habla más de la seguridad que de la reunión como tal.

El mandatario checo recibió este lunes en Praga al presidente ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), Horst Kohler, quien sostuvo que la capital checa se encuentra prácticamente preparada para recibir a los delegados de la sesión anual de las mayores instituciones financieras del mundo.

Havel y Kohler coincidieron en que se está exagerando mucho el tema de los eventuales disturbios que podrían protagonizar los adversarios de la globalización. El mandatario checo asegura que los medios han dejado un tanto de lado el tema central de la sesión.

"Por supuesto que todas las medidas de seguridad son indispensables, pero por qué tienen que tener tanta publicidad, me parece como que estuviéramos preparándonos para una guerra civil, y que deseamos que pase lo más pronto posible. Realmente debemos tomarlo de manera positiva, puesto que representa una gran oportunidad para este país, Praga se convertirá por un momento en el sitio donde se decidirá sobre el futuro del mundo, y sobre el mundo pende una de serie graves incógnitas", sostuvo el presidente Havel.

Repercusiones positivas obtuvo la propuesta del mandatario checo de efectuar encuentros entre los representantes del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial con los adversarios de la globalización. Se trata de una iniciativa completamente nueva durante las sesiones del FMI y del Banco Mundial, lo que podría -según los analistas- establecer un diálogo positivo e intercambio de opiniones.

Al comentar esta propuesta, Horst Kohler destacó que la idea del presidente Havel representará un importante aporte para la sesión, puesto que la ciudad de Praga, con sus encantos, invita al diálogo.

El tema central de la sesión del FMI y del Banco Mundial es la búsqueda de nuevas fórmulas para ayudar a los países más pobres del planeta.

Los principales representantes de la economía mundial tratarán de explicar que la confianza mutua, la cooperación y el diálogo entre países grandes, poderosos y los pequeños, y también los pobres puede conducir a una mayor estabilidad, porque la globalización significa que los ricos y los pobres deben cooperar mutuamente.

Autor: Federico Picado
audio