Gran interés por los bonos del Gobierno para balnearios

Foto: Kristýna Maková

El Gobierno ofrece bonos para estancias y tratamientos en balnearios medicinales. Los administradores advierten que el interés superará el número de bonos.

Karlovy Vary, foto: VitVit, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0

El Gobierno checo ha empezado a emitir bonos para estancias y tratamientos en los numerosos balnearios medicinales del país. El objetivo de la nueva medida es apoyar a las ciudades balnearias cuyos servicios se vieron limitados durante más de dos meses a causa de la pandemia del coronavirus. Los bonos están disponibles a partir de este miércoles y los que estén interesados podrán cobrar cerca de 150 euros por persona.

Algunas de las ciudades balnearias se enfrentan a grandes pérdidas, sobre todo las que acogen principalmente a clientes extranjeros. En la ciudad de Karlovy Vary empezaron a ofrecer bonos para alojamiento y tratamientos ya a finales de mayo, y según Josef Dlohoš, director del centro de información de la ciudad, el interés ha sido notable.

“Tras un mes de estar abiertos, se han agotado casi todos los bonos para alojamiento con desayuno y estancias de wellness. Nos quedan cerca de 600 bonos por 190 euros que se pueden aprovechar para cubrir el precio de los tratamientos. De los bonos adquiridos, los clientes ya han utilizado un 80 %”.

Para aprovechar los bonos emitidos por el Ministerio para el Desarrollo Regional, de un valor de 150 euros, los clientes deben pasar en los balnearios al menos seis noches y asistir a cinco tratamientos. Pueden aprovechar del descuento incluso repetidas veces mientras adquieran un bono nuevo para las estancias siguientes.

Klára Dostálová, foto: Michaela Danelová, ČRo

De acuerdo con la ministra para el Desarrollo Regional, Klára Dostálová, los bonos se pueden descargar de manera muy simple.

“El bono lo pueden descargar por ejemplo desde la web Kudy z nudy, en la web del ministerio o incluso directamente en el sitio, tras llegar al balneario. Si reservan su estancia de manera electrónica, basta con incluir el número de su bono y el prestador de los servicios balnearios emparejará los datos”.

Tres cuartas partes de los balnearios medicinales se han unido al proyecto del Ministerio. Dado que fue implementado de manera rápida, pueden enfrentarse a problemas técnicos, según explicó el presidente de la Unión de Balnearios Medicinales, Eduard Bláha.

“La solución fue introducida bastante tarde y nos queda muy poco tiempo para implementarla. Aunque no esté todo preparado perfectamente, procuraremos aceptar los bonos y resolver el lado técnico en los seis días que los clientes pasen en nuestros establecimientos. Espero que nos dé tiempo a averiguar cómo emparejar todo”.

Al mismo tiempo, muchos de los prestadores no son capaces de anticipar cuántos bonos podrán procesar. La demanda registrada hasta el momento supera las capacidades de los establecimientos. Según Bláha, tampoco está claramente definido el apoyo proporcionado por el Ministerio.

Foto: Ivan Janota, public domain

“No se ha aclarado el tema del llamado apoyo público, por lo que los balnearios no saben decir claramente cuántos bonos podrán emitir o aceptar. La demanda supera el límite de los balnearios, que en los grandes es de cientos de bonos. A este ritmo, todos se agotarían en julio o incluso antes”.

De acuerdo con una encuesta realizada por la agencia CzechTourism, un 80 % de los checos planea pasar sus vacaciones en el país este año y un cuarto de ellos piensa aprovechar los tratamientos de los balnearios o los servicios de wellness. Y consideran los bonos como una motivación.

Bláha no anticipa que los bonos atraigan a los balnearios a clientes nuevos, prevé que los aprovecharán más bien los que visitan los establecimientos de manera regular.

También los comerciantes en las ciudades balnearias se están adaptando a la nueva situación y a las posibilidades financieras de los clientes checos. En Karlovy Vary, donde una botella de agua en el centro de la ciudad solía costar entre 2 y 4 euros, ahora cuesta menos de uno, según comentó Josef Dlohoš.

El Ministerio para el Desarrollo Regional planea distribuir bonos por un valor total de 370 millones de euros. Los establecimientos en los que se pueden aprovechar están disponibles en su página web.