Graffiti en Ostrava

r_2100x1400_radio_praha.png

Graffiti, el arte de la calle. Admirado por unos, para los que es un instrumento de autoexpresión, y condenado por otros, que consideran a los "graffitistas" como vándalos. El tema sigue siendo actual en la República Checa. En una de las ediciones anteriores de A Toda Marcha conversamos sobre el graffiti con un joven de Praga, esta vez nos trasladamos al noreste del país, a la ciudad de Ostrava, que, tomando en consideración su extensión, resulta la más "pintada" de la República Checa.

Es la metrópoli de Moravia del Norte donde aparecieron en la confluencia de los años 92 y 93 unas de las primeras inscripciones de graffiti en el territorio de la República Checa, como nos dijo Filip, un ex writer de Ostrava.

"Un joven de Bílovec pintó con spray sobre los puentes en el centro de Ostrava dos inscripciones: Tolerancia y Parar al racismo. Poco después se formaron en Ostrava el grupo ZDG y en Praga el TCP, los primeros crews organizados en el país, y podría decirse en al antiguo bloque del Este. Con el tiempo, el graffiti se extendió a otras ciudades, como Brno, Olomouc, expandiéndose seguidamente también a los países vecinos, a Hungría y Polonia, que desempeña hoy el principal papel en lo que al graffiti en los antiguos países comunistas centroeuropeos se refiere."

El graffiti se ha grabado en la mente de la población en general como una actividad ilegal cuyos protagonistas crean sus controvertidas obras escondidos ante los ojos de sus conciudadanos al amparo de la noche. Este fue al principio también el caso de Honza. Sin embargo, progresivamente este joven de Ostrava, que cursó una escuela secundaria de artes plásticas publicitarias, se daba cuenta de que el graffiti empezaba a significar para él más que la rebeldía contra la sociedad.

"Pienso que cada uno pasa por la fase ilegal. En cuanto a mí, poco a poco descubría que necesito más calma para crear, que quisiera dedicar más tiempo a los detalles de la pintura, lo que era imposible con esa presión bajo la que estás en la calle por la noche. Así que fui pasando a la pintura legal", nos contó Honza.

¿Y dónde se pueden realizar en Ostrava pinturas legales?

"En discotecas, clubes, bares ... Cuando se empezaba con el graffiti, era algo nuevo, vivo, lo que a los propietarios de estos establecimientos les llamaba la atención. Trabajamos también para las empresas privadas, por ejemplo para las que venden automóviles de ocasión, que nos encargan pintar con spray publicidad sobre sus fachadas. Claro, estas pinturas publicitarias ya no son el graffiti original. Pero con el dinero que ganamos de esta manera podemos comprar pinturas para dedicarnos a otras cosas. En los años 99 y 2000, organizamos en colaboración con el centro de arte Chagall dos exposiciones. A Ostrava llegaron entonces unas quince, veinte personas de todo el país, y bajo el cielo abierto, en vez de sobre una pared, pintamos sobre grandes lienzos."

¿Hay alguna diferencia entre el pintar sobre una pared y un lienzo?

"Sí, es algo diferente", afirma Honza. "Si pintas sobre la pared no te sientes tan restringido por la superficie, en el caso del lienzo uno está limitado por su tamaño. Nosotros probábamos varias cosas, utilizábamos yeso, hacíamos esculturas tallando en madera o arcilla. No está estipulado que uno debe pintar con spray. Te concentras en el aspecto artístico y buscas otras técnicas."

Honza pertenece a un grupo de personas que desde hace tres años intentan persuadir al Ayuntamiento de Ostrava para que permita la existencia de muros legales para el graffiti. Sin embargo, hasta el momento estos esfuerzos no han tenido éxito. En la actualidad existen en la ciudad, que cuenta con 300 mil habitantes, sólo dos pequeños muros legales " una fachada trasera de una escuela primaria y la pared de una central de gas. Según Honza, la situación no cambiará en el futuro porque la opinión pública frente al graffiti es muy negativa. Un graffitista es un graffitista, realizando las pintadas callejeras legalmente o ilegalmente y ningún político querrá perder al potencial electorado colaborando con ellos.

¿Y cuál es su opinión al respecto?