Gobierno quiere evitar despido masivo de maestros

r_2100x1400_radio_praha.png

Los maestros sin título no se verán obligados a abandonar su empleo en 2010, sino que tendrán cuatro años más para iniciar los estudios de pedagogía.

Según la ley de educación vigente, los maestros sin título que no comiencen los estudios universitarios antes de 2010, tendrán que abandonar sus puestos. El Ministerio de Educación quiere evitar que ello suceda y propone prolongar el plazo hasta 2014.

El titular de la cartera, Ondřej Liška, señaló que las escuelas checas no pueden permitirse despedir a profesores experimentados.

“Según la normativa actual, cerca del 20 por ciento de los maestros tendrían que abandonar sus puestos. En la mayoría de los casos, se trataría de personas con mucha experiencia y buenos profesores y nosotros no queremos perder ni a uno de ellos. Por eso hemos preparado un proyecto de enmienda a la ley de educación que les permitiría completar su calificación y mantener el empleo”, sostuvo Liška.

 Ministro de Educación, Ondřej Liška (Foto: CTK)
Según el proyecto del Ministerio, los maestros de escuelas primarias y secundarias que no tienen título universitario pero enseñan desde hace algún tiempo, tendrían cinco años para empezar a estudiar pedagogía. Los que comiencen la carrera a partir de 2010, tendrían tan sólo dos años. Y los profesores que ya han superado la edad de 45 años y cuentan con más de diez años de práctica, quedarían libres de esa obligación.

Los únicos a los que no se les exigirían estudios especializados serían los profesores de idiomas. Éstos podrían ser licenciados universitarios de cualquier área, siempre que comprueben el conocimiento del idioma mediante un certificado internacional.

El Ministerio de Educación propone asimismo cambios en la remuneración de los empleados del sector. Durante este año planea elaborar una lista de actividades complementarias desempeñadas por los profesores y proponer criterios de su retribución.

En gran parte de las escuelas europeas falta mano de obra cualificada. Los especialistas prevén que la mayor crisis llegará en 2012, cuando se jubilarán más de un millón de profesores en la UE.