Gastos hogareños serían menores en 2002

r_2100x1400_radio_praha.png

El año 2002, cuando tendrán lugar las elecciones parlamentarias, será más favorable para el presupuesto familiar que el año que finaliza. El alza de precios por los servicios administradas por el Estado será menor que este año.

Si la inflación no supera el 2002 el nivel del tres al cinco por ciento, el nivel de vida de los checos no registrará un descenso sensible. El último año del actual gobierno y al mismo tiempo el primer año de un gobierno nuevo se destacará por un encarecimiento moderado. El aumento de los gastos por los servicios, cuya regulación es administrada por el Estado, no será mayor de un diez por ciento. El gobierno encabezado por Milos Zeman no eliminó de la lista de precios regulados ningún ítem, conservándose así la posibilidad de frenar tendencias a favor del encarecimiento de los servicios para las familias.

Este crecimiento contribuirá al objetivo que defienden los sindicatos: el alza de los sueldos en un ocho por ciento.

Hace seis meses se esperaba que subirían abruptamente los alquileres, pero el Gobierno impuso la conservación del nivel actual con un alza máximo del siete por ciento. Un aumento de hasta un siete por ciento se espera en la distribución de la calefación y del gas, mientras que la energía eléctrica registrará un alza del diez por ciento.

Autor: Vít Urban
audio