Futbolistas de la selección pelearon en un bar de Praga

Tomáš Ujfaluši, Milan Baroš y Radoslav Kováč (Foto: CTK)

La juerga de cuatro futbolistas de la selección checa celebrada en la noche del lunes al martes desembocó en un escándalo. Dos de ellos participaron en una pelea con los huéspedes de un bar de Praga.

La selección de fútbol checa vive días muy desgraciados. Hace más de una semana, los futbolistas del combinado nacional fracasaron en la Eurocopa al quedar eliminados en la primera fase del campeonato. Dos de los seleccionados, además, protagonizaron recientemente una riña con parroquianos del bar Kozička, situado en la Ciudad Vieja de Praga.

Pavel Zíka (Foto: CTK)
El local es un lugar preferido de los jugadores de la escuadra nacional. Después de volver de la Eurocopa. Cuatro compañeros de equipo, Tomáš Ujfaluši, Milan Baroš, Radoslav Kováč y Martin Fenin se reunieron allí el lunes por la noche. Mientras que los dos primeros se fueron a casa a eso de la medianoche, Kováč y Fenin se quedaron unas horas más y cerca de las cuatro de la madrugada habrían participado en una pelea que se armó frente al bar.

Un acompañante de los futbolistas fue insultado verbalmente. Después se armó la pelea y Fenin salió en defensa de su amigo, agredido por uno de los huéspedes del bar, según comentó Pavel Zíka, agente del futbolista.

Martin Fenin (Foto: CTK)
“Uno de los amigos de Fenin fue agredido, y él salió en su defensa. Se armó una riña que terminó sin heridas graves. Fenin se arrepintió y el asunto le da mucha pena”, dijo el agente.

Se trata de otro escándalo protagonizado por los futbolistas de la selección en un período relativamente breve. En marzo pasado, los jugadores cayeron ante Alemania en las eliminatorias para la Eurocopa y algunos de ellos celebraron en el hotel, donde estuvieron alojados, el cumpleaños de Tomás Ujfaluši hasta altas horas de mañana y supuestamente en compañía de prostitutas, a pesar de tener por delante otro partido de las clasificatorias.

Tomáš Ujfaluši, Milan Baroš y Radoslav Kováč (Foto: CTK)
El entonces técnico de la selección, Karel Brückner, se sintió muy decepcionado por la actuación de sus pupilos. El más exitoso entrenador del combinado checo en toda la historia se retiró de la selección tras el fracaso en la Eurocopa, y su sucesor, que aún queda por ser definido, tendrá que solucionar otro grave problema relacionado con la indisciplina de los jugadores inmediatamente después de ser nombrado.

Entre los candidatos que más suenan para el cargo de técnico principal de la selección figuran dos checos: el manager del Sparta de Praga Jozef Chovanec, y el asistente del técnico de la selección checa Petr Rada, y dos extranjeros: el alemán Klaus Topmöller, ex entrenador de Georgia, y el campeón mundial brasileño de 1970, Carlos Alberto Torres. El Comité Ejecutivo de la selección dará a conocer su decisión el 17 de julio.