Flash Deportivo

r_2100x1400_radio_praha.png

Martín Stáhlík, uno de los pilotos acrobáticos más destacados a nivel mundial, perdió la vida el pasado 9 de marzo mientras realizaba un vuelo de entrenamiento en la ciudad holandesa de Teuque. Según estudios realizados hasta la fecha, el accidente se habría producido debido a un desperfecto técnico en el avión JAK 52 que piloteaba Stáhlík, precisamente cuando éste entraba en barrena. Este se precipitó a tierra desde una altura de 1500 metros.

Su muerte causó gran dolor no sólo entre sus seres queridos: uno de los primeros en expresar su pésame fue el rey Juan Carlos de España, que tras enterarse de la noticia envió una carta a los familiares de Stáhlik.

En la tragedia falleció también el piloto ruso Cmal, uno de los únicos dos aviadores capaces de conseguir medallas en todas las categorías del Campeonato Mundial y de Europa en vuelo acrobático. Los compañeros de Stáhlik coinciden en que difícilmente se puede atribuir al accidente una falla humana. "No creo que haya perdido el control", indicó Milan Mikulecky, compañero del piloto checo fallecido, al tiempo que explicó que para muchos aviadores acrobáticos la maniobra que realizaba Stáhlik es muy difícil de controlar". Para Martin, sin embargo, representaba una de sus mejores técnicas.

Martín Stáhlik figuraba entre los once mejores pilotos del mundo. La Federación Aeronáutica Internacional había concedido al aviador checo el derecho de competir en la prestigiosa serie mundial del Grand Prix.

Selección checa se prepara para enfrentar a Irlanda del Norte.

La República Checa enfrentará este sábado a Irlanda del Norte por las eliminatorias para el Mundial de Fútbol a disputarse en Japón y Corea en 2002. El entrenador checo, Jozef Chovanec, ya ha dado a conocer la nómina para este compromiso: entre las sorpresas figuran dos jugadores del Schalke alemán Radek Sloncik y Jiri Nemec, que vuelve a vestir la camiseta nacional después de una larga pausa. El ex capitán de las selección checa se había despedido del equipo tras la última Eurocopa, sin embargo, aceptó participar en este encuentro en caso de que Chovanec no dispusiera de suficientes jugadores.

Entretanto, la escuadra norirlandesa ha tomado sus precauciones. El técnico Sammy Macllroy convocó a dos refuerzos netamente ofensivos para el choque de este sábado: Michael Hughes, del Wimbledon de Ingraterra y Keith Gillespie del Blackburn.