Firmado acuerdo para indemnización de esclavos del nazismo

r_2100x1400_radio_praha.png

Alemania saldó este lunes su gran deuda con uno de los capítulos más nefastos de su Historia. Debieron pasar, sin embargo, 55 años después de la Segunda Guerra Mundial para que Berlín firmara el acuerdo definitivo sobre la indemnización de los trabajadores forzados del nazismo.

Representantes de los gobiernos de Alemania, Estados Unidos, Rusia, Bielorrusia, la República Checa, Polonia, Ucrania y de las propias víctimas, pusieron fin a más de un año y medio de complejas negociaciones.

La firma de este acuerdo representa una nueva esperanza para las 70 mil víctimas checas del terror nazi. Uno de los trabajadores forzados, el señor Karel Horák, de 79 años de edad, declaró a la prensa internacional que "se trata de una victoria tanto moral como material".

La República Checa recibirá una indemnización de más de 400 millones de marcos, o sea el doble de lo que originalmente pretendía entregar Alemania.

El ministro de Relaciones Exteriores checo, Jan Kavan, saludó el acuerdo alcanzado y expresó que se trata de un éxito enorme, que pone de manifiesto no sólo las buenas relaciones con Alemania, sino que también es el resultado de negociaciones muy arduas.

Después de la firma del acuerdo las víctimas deberán esperar todavía mucho tiempo hasta recibir la esperada indemnización. Según explicara el mediador checo Jiri Sitler hasta después de la sesión de septiembre del Fondo de Indemnizaciones los trabajadores forzados podrán presentar su solicitud para obtener la reparación correspondiente.

El documento suscrito el lunes en Berlín es la suma de varios acuerdos que definen las modalidades de reparto de 10 mil millones de marcos entre un total de 870 mil víctimas o esclavos supervivientes de los campos nazis o a sus descendientes, si las víctimas murieron después de Febrero de 1999. La mayoría de las víctima reside en Europa del Este y recibirán entre cinco mil y 15 mil marcos.

Autor: Federico Picado
audio