Finalizó el bloqueo de los pasos fronterizos checo-austríacos

r_2100x1400_radio_praha.png

Los adversarios austríacos de la Central Nuclear de Temelín finalizaron el domingo el bloqueo de los pasos fronterizos en el sur de Bohemia.

En la declaración de las iniciativas de ecologistas austríacos, emitida con ocasión del cierre del bloqueo, se sostiene que dicha forma de protesta en las fronteras entre Austria y Chequia se interrumpe por una semana para crear así espacio a favor de las deliberaciones de los gobiernos de los dos países y de la Unión Europea. "Apelamos a los gobiernos checo y austríaco para que inicien un diálogo constructivo sobre la interrupción inmediata de la activación nuclear de Temelín," reiteran en su declaración los organizadores de los bloqueos fronterizos.

Los activistas sostienen asimismo que la ola de protestas contra la planta de Temelín continuará hasta que se suspenda la marcha preliminar de la Central Nuclear. Los adversarios de la Central insisten en el examen de su influencia sobre el medio ambiente, una respuesta a todas las cuestiones abiertas y la postergación del funcionamiento de la planta en seis meses.

Por su parte, el Primer Ministro checo Milos Zeman repitió en el debate dominical del canal NOVA que no se entrevistará con su homólogo austríaco Wolfgang Schüssel mientras perdure la amenaza de bloqueos en las fronteras checo-austríacas. Reiteró asimismo su disposición a entrevistarse con el canciller austríaco a finales del mes en curso, pero no bajo presiones.

Comentando los efectos de la puesta en marcha de la Central Nuclear de Temelín, Milos Zeman señaló que esta puede eliminar las consecuencias negativas del alza abrupto de los precios del petróleo y del gas natural. Según Milos Zeman, esta alza representa en la actualidad uno de los mayores problemas de la economía checa.

Autor: Vít Urban
audio