Expertos en informática sobre la seguridad de firma electrónica

r_2100x1400_radio_praha.png

Dos expertos checos en informática descifraron el pasado lunes la firma electrónica utilizada en Internet para diversos tipos de transferencias. Aunque el hecho centró en la República Checa la atención de los medios de comunicación y de los expertos, la mayoría de ellos considera que no hay motivo para desistir del aprovechamiento de las correspondientes transacciones comerciales y transmisiones de datos por Internet.

Los expertos en informática indican que el programa que posibilita descifrar la "firma electrónica" se refiere exclusivamente al producto PGP, utilizado en Internet por millones de personas del mundo por ser ofrecido gratuitamente. Senalan asimismo que el nivel de seguridad de dicho producto es inferior al utilizado para proteger la "firma certificada", que es abonada y usada para las transferencias por Internet de mayor importancia. Los peritos checos insisten, no obstante, en que la existencia de un método que posibilita el descifre de la firma electrónica no debe ser menospreciado, ya que ello muestra los "puntos débiles" de semejantes productos. Tomás Rosa, uno de los autores del descifre, senaló que el objetivo de dar a conocer el descubrimiento fue, efectivamente, el de llamar la atención sobre el peligro de desciframiento de la firma electrónica por piratas informáticos. "El descubrimiento al que hemos llegado, cabe concebirlo de modo global. Nuestro objetivo no fue el de socavar la confianza en la firma electrónica. Hemos considerado indispensable ayudar a la adopción de medidas que excluyan la eventualidad de que personas no autorizadas abusen de los datos utilizados en las transferencias por Internet." El desciframiento de la firma electrónica no significa, ni mucho menos, el fin de la era de las operaciones comerciales, transacciones bancarias y contactos de otro tipo por Internet, destacan los expertos, pero acentúa la necesidad de un mayor nivel de protección de los sistemas utilizados.