Ex primer ministro Fischer, otro candidato presidencial para elecciones directas

Jan Fischer, foto: Archivo del Gobierno checo

A pesar de que el Parlamento checo aún no ha aprobado la enmienda a la ley sobre la elección directa del presidente, un segundo candidato ha confirmado oficialmente que competirá por el cargo en caso de que los parlamentarios apoyen el proyecto. Se trata del ex primer ministro, Jan Fischer.

Jan Fischer, foto: Archivo del Gobierno checo
Jan Fischer quiere ser un presidente sin color político. El vicepresidente del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD) adelantó que presentaría su candidatura en base a las 50.000 firmas de ciudadanos, según reza la ley.

“Mi credo es rechazar el partidismo. Estoy convencido de que para la sociedad y la política del país sería bueno que el presidente no tenga color político”, dijo.

Todo indica que Fischer no tendrá problemas a la hora de reunir el número de firmas necesario para presentar su candidatura. El ex jefe del Gobierno tecnócrata, que administró el país entre 2009 y 2010, sigue siendo bastante popular en Chequia. Según los últimos sondeos, casi el 30% de los checos votarían por él en unos comicios presidenciales directos.

Radek John
A pesar de ser un candidato independiente, Fischer no rechazaría el apoyo de algún partido político en la campaña electoral. Se especula que Asuntos Públicos podría respaldar su candidatura, según dijo el jefe de ese partido, Radek John.

“Estoy casi seguro de que su nombre figurará entre nuestros candidatos. Pero convocaremos elecciones primarias y como un partido basado en la democracia directa nominaremos al que obtenga el mayor número de votos”, indicó.

Fischer se convierte en el segundo aspirante al cargo presidencial tras el jefe del partido TOP 09, Karel Schwarzenberg, que anunció su candidatura en otoño pasado. El ministro de RR.EE. checo está decidido a presentar su candidatura incluso en caso de que no se aprueben las elecciones directas.

Karel Schwarzenberg
Sin embargo, todo indica que la ley sobre la elección presidencial cambiará en el futuro. El proyecto fue aprobado por la Cámara Baja y falta sólo el visto bueno de los senadores para que entre en vigor. La Socialdemocracia, que dispone de la mayoría de votos en la Cámara Alta, adelantó que lo apoyará.

En tal caso se barajan otros nombres que podrían presentar su candidatura. El Partido Cívico Democrático podría nominar a la jefa de la Cámara Baja, Miroslava Němcová. Mientras los socialdemócratas se proponen apoyar al experto en economía Jan Švejnar, que fracasó en los últimos comicios presidenciales al ser derrotado por el mandatario actual, Václav Klaus. Su período de funciones expirará en 2013. Su sucesor podría ser elegido de manera directa por primera vez en la historia del país.