Eurocomisaria impulsa que haya más mujeres en los consejos de empresas

Věra Jourová, foto: Filip Jandourek

El Gobierno checo estudia la eventualidad de adoptar las cuotas para una mayor representación femenina en los consejos y juntas directivas de empresas, que son impulsadas por Bruselas. Praga no obstante, condiciona su visto bueno a la equiparación de derechos de género en las empresas a la introducción de las cuotas también por parte de otros países comunitarios.

Věra Jourová, foto: Filip Jandourek
La eurocomisaria de Justicia, Consumo e Igualdad de Género, la checa Věra Jourová, pretende alcanzar que de aquí a cinco años aumente al 40% la representación femenina en los consejos de empresas en los Veintiocho. Para conseguir ese fin, Jourová promueve la adopción de cuotas que garantizarían un mayor acceso de las mujeres a cargos ocupados hasta el presente mayormente por los hombres. La eurocomisaria quiere presentar el proyecto de la normativa comunitaria antes de finales de este año, y afirma que se trata de un significativo paso hacia adelante.

“Tener a mujeres en los consejos de empresas, así como en las juntas directivas, en nuestra opinión puede resultar muy beneficioso para los negocios”.

Algunos países como Noruega, Francia, España, Alemania y Holanda ya han introducido las cuotas para una mayor presencia de las mujeres en la dirección de las grandes empresas, pero la República Checa mantiene una postura escéptica en este asunto. Sin embargo, en caso de ser apoyado el tema por el resto de países comunitarios, Praga estaría dispuesta a debatirlo nuevamente, según aseguró el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka.

Bohuslav Sobotka, foto: Filip Jandourek
”Depende de la eurocomisaria Jourová en especial si sabrá convencernos del aporte de la introducción de las cuotas de igualdad de géneros en las empresas. Primero debería conseguir el apoyo a esa idea de su propia formación política en Chequia, el movimiento ANO, y luego el proyecto podría ser debatido nuevamente por el Gobierno”.

En el pasado fue precisamente el movimiento ANO el que rechazaba la introducción en Chequia de las cuotas de igualdad en los consejos y la dirección de empresas. Éstas son rechazadas igualmente por varias mujeres que alcanzaron gran éxito en la empresa, sin haber contado con esa forma de ayuda y que afirman que una mujer inteligente y activa no necesita de cuotas para hacerse valer en su trabajo.

La eurocomisaria Věra Jourová insiste no obstante en que las cuotas son sólo una herramienta para ayudar a las mujeres a abrirse camino y para que la igualdad de género llegue a ser algo natural en la sociedad moderna.

”Las cuotas para asegurar la igualdad de género no las considero una meta, sino una herramienta. Por ello me parece algo absolutamente innecesario que alguien trate de demonizarlas. Es una reacción absolutamente exagerada”.

Photo: European Commission
Una mayor participación femenina comienza a abrirse camino en Chequia en el sector político. El gubernamental Partido Socialdemócrata por ejemplo, decidió en su reciente congreso que a partir de ahora las mujeres deben formar al menos el 40% de los candidatos a las elecciones regionales y parlamentarias. Semejante decisión fue adoptada hace algún tiempo por el Partido de los Verdes.

Sin embargo, también en la política la representación de las mujeres es insuficiente todavía. En el Gobierno, con 17 ministros, sólo hay dos mujeres. En la Cámara Baja formada por 160 diputados figuran 40 mujeres, lo que representa el 20%, y en el Senado de 81 miembros hay 15 mujeres, respondiendo ello al 18,5%.