Enormes cambios de precio tras el ingreso en la Unión Europea

La República Checa se está preparando para el mayor cambio de precios en los últimos 10 años. Tras el ingreso del país en la UE, el 1 de mayo, algunos productos encarecerán y otros serán más baratos.

En la noche del viernes al sábado, las tiendas checas tendrán que cambiar cientos de miles de etiquetas de precio. Ello se debe a la enmienda a la ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, aprobada la semana pasada por el Gobierno, que entrará en vigor precisamente tras la adhesión del país en la Unión Europea.

Los almacenes tienen que sustituir asimismo sus programas informáticos para la contabilidad, indicó la asesora fiscal Zora Kolmanová.

"Las tiendas tienen que cambiar el software, porque los programas viejos no cumplirán con las condiciones de la nueva ley. Además, los dueños de los comercios tendrán que familiarizarse con las nuevas normas sobre el intercambio comercial con los miembros de la UE, etc.", dijo Zora Kolmanová.

El proyecto supone que productos importados de la UE serán más baratos, por ejemplo, el vino español y francés, productos lácteos y quesos. Por otro lado, subirá el precio de la mercancía importada de Asia y América: el arroz, fruta tropical y equipos electrónicos.

La enmienda a la ley estipula la tarifa base del IVA en el 19 por ciento. De esa forma, a partir de mayo encarecerán, entre otros, la comida en los restaurantes, cadenas televisivas por cable y peluqueros, es decir, servicios que hasta la fecha han sido sujetos a la tarifa del cinco por ciento.

Por el contrario, llamadas telefónicas, electricidad y gas probablemente bajarán de precio en el futuro.

Tras el ingreso en la Unión Europea, los checos pagarán el mismo precio quizás solamente por el agua, revistas, entradas para eventos culturales y por los pañales.