Encuentro Havel-Gross-Kolác en el Castillo de Praga

r_2100x1400_radio_praha.png

La inminente sesión praguense del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial continúa preocupando a los más altos representantes de la República Checa.

El presidente checo, Václav Havel, se reunió hace poco en el Castillo de Praga con el ministro de Interior, Stanislav Gross, y el presidente de la Policía Checa, Jirí Kolár, para evaluar el estado de los preparativos de la sesión del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial que tendrá lugar en la capital checa en septiembre próximo.

Al término de la reunión el presidente Havel declaró a los periodistas que, según ciertas informaciones a su disposición, en Chequia existían fuerzas que verían con buenos ojos que durante la reunión de las instituciones financieras mencionadas Praga se convirtiera en escenario de confrontación que desacreditara la naciente democracia checa a los ojos de los demás países democráticos. Y al respecto Havel recalcó: "me procupa la activación de ciertas personas comprometidas con los instrumentos del anterior poder comunista, personas que alardeando de profesionalismo han recurrido a cambios personales o los han propuesto con el fin de desestabilizar el curso de la democracia checa". El jefe de Estado checo opina, sin embargo, que la ciudadanía debería estar más informada acerca del sentido de la existencia del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que acerca del número de policías y los métodos con que éstos serán capaces de garantizar la seguridad ciudadana durante la cumbre.

El titular de Interior, Stanislav Gross, declaró a la prensa que en los preparativos de la sesión praguenses de los representantes de las finanzas mundiales se habían tomado en cuenta las experiencias proporcionadas por las cumbres efectuadas en las ciudades norteamericanas de Seattle y Washington. Teniendo en cuenta las acciones de protesta que en los días de la sesión praguense se esperan de parte de los adversarios de la globalización, Gross considera que es mejor estar preparado para lo peor y extremar las medidas de seguridad, aunque luego su resorte sea criticado por haberlas exagerado.

Autor: Mónica Villegas Gallego
audio