En Chequia empieza una recuperación económica

r_2100x1400_radio_praha.png

La economía checa empieza a recuperarse. El Producto Interno Bruto creció en el primer trimestre del año en curso el 4,4 por ciento en comparación con idéntico período de 1999.

La alentadora cifra representa para los economistas checos una grata sorpresa. El analista de Comerz Bank Capital Markets, Radomír Janác, afirma al respecto:

"La cifra es excelente y seguramente dará lugar a la revisión de las estimativas del crecimiento del PIB para todo el presente año. Me parece que el crecimiento entre el 2,5 y el 3 por ciento por todo el año 2000 es viable."

Según algunos analistas, el incremento del 4,4 por ciento del Producto Interno Bruto confirma el cambio cualitativo de la economía checa que ha superado incluso el ritmo de crecimiento de la Unión Europea donde las economías registraron un incremento del 3,2 por ciento.

La favorable evolución del PIB se debe, en primer lugar, al incremento de las exportaciones checas. Crecieron sobre todo las ventas al exterior de máquinas y equipos eléctricos y de automóviles. La economía checa ha beneficiado de la revitalización económica en la Unión Europea donde se comercializaron el 73 por ciento de las exportaciones checas.

Según el ministro de Finanzas, Pavel Mertlík, la economía checa ha entrado en la fase incipiente de la recuperación económica, aunque ésta no debe sobreestimarse. Mertlík sostiene que deben esperarse los resultados del segundo trimestre. Si el mismo resultado alentador se confirma, ya será efectivamente una señal de crecimiento sostenido y no una mera recuperación pasajera.