El verbo checo ‘hrát’ tiene muchas connotaciones

Foto: Barbora Němcová

Uno de los verbos checos que es importante conocer es -hrát-, que se deriva de la palabra –hra-, o sea juego en español. Se emplea para un sinnúmero de actividades y tiene también otras connotaciones.

Foto: NIDM
Život je jako hra, jen je třeba ji umět hrát- La vida es como un juego, que sin embargo hay que saber jugar, dice un antiguo proverbio de un autor desconocido. La mencionada frase en checo, al igual que su traducción al español demuestran que el verbo –hrát- jugar, deriva efectivamente de la palabra –hra-, o sea juego.

Es cierto que el verbo –hrát-, jugar, se utiliza en checo con mucha frecuencia, pero al igual que en el español, en primer lugar caracteriza la actividad predilecta de los niños, -děti si rády hrají-, a los niños les gusta jugar.

Así es, pero no sólo a los niños les gusta jugar. También los adultos suelen dedicarse a esa actividad, por ejemplo, practican el deporte. -Muži hrají fotbal- los hombres juegan al fútbol.

A diferencia del español, una conjugación del verbo –hrát- se emplea también en temas de cultura. –Hráli novou divadelní hru- quiere decir han interpretado una nueva pieza de teatro.

Se usa igualmente en relación con la música. Hrát na klavír, tocar el piano, hrát na kytaru, tocar una guitarra, etc.

Y que no se nos olvide enseñarles a nuestros oyentes decir –hrát karty- jugar a los naipes.

Como veo, has pasado de un salto de la cultura a los juegos de azarhazardní hry-. Y comenzamos a emplear también algunos substantivos y adjetivos relacionados con el verbo -hrát-.

-Nehraj mi na nervy-, no me irrites, porque los naipes no los considero un juego de azar. Depende de dónde y cómo se juegakde a jak se hraje-. Porque se celebran incluso campeonatos oficiales de juegos de naipes.

No te enojes, no sabía que los naipes eran una de tus actividades predilectas. Hasta el momento más bien parecías un mosquito muerto -hrál jsi mrtvého brouka-, sin que te quiera ofender con esta comparación. Pero, hablando de los juegos de azar, hay varias palabras en ese sector que tienen algo que ver con nuestro verbo original –hrát-.



Por ejemplo –hráč- jugador, –vyhrát- ganar, -prohrát- perder, así como –hrací automat- máquina tragaperras.

Esas son peligrosas, porque uno puede comenzar a depender de ellas. B... Lo mismo se puede decir de los juegos para computadorapočítačové hry-. La mayoría de los escolares se dedica a ellas y pasan horas junto a su ordenador.

Foto: Robert Michie, stock.xchng
-Nehraj to na mně-, no trates de engañarme, porque creo que ese es también tu caso. No me digas que no te gustan esos juegos.

Antes sí me gustaban, pero actualmente ya me aburren un poco. Prefiero hacer otras cosas, por ejemplo, intercambiar opiniones a través de Facebook.

Ya que estamos mencionando otras connotaciones del verbo checo –hrát-, se me ocurre también la expresión –hrál všemi barvami- que se traduce como lucía los más diversos colores, pero se emplea para hablar de alguien a quien lo han golpeado de tal manera que tiene magulladuras por todo el rostro o cuerpo, o para describir a alguien que se ha puesto ropa demasiado llamativa.

Para terminar digamos que, especialmente en el deporte, el verbo –hrát- se emplea con mucha frecuencia, y suele tener diversas formas. Así, por ejemplo, en el fútbol -nahrát o přihrát-, significa dar un pase, y –vyhrát- es ganar.

Pero, -jsem nahraný-, quiere decir, y no sólo en el fútbol, estoy fatal. O acabado..

Y aquí acaba también esta lección de checo en Radio Praga. No olviden, amigos, que dentro de una semana les invitamos a asistir a una nueva clase de checo.

¡Hasta entonces!